Carlos Arguedas C.. 29 marzo
Desde el sábado se trabaja en el control del fuego en el cerro Pico Blanco en Escazú. Foto cortesía de Bomberos
Desde el sábado se trabaja en el control del fuego en el cerro Pico Blanco en Escazú. Foto cortesía de Bomberos

Incendios forestales afectan, desde el sábado, áreas boscosas en el cerro Pico Blanco, en Escazú; la zona protectora de Tivives, en Esparza; y el parque nacional Diriá, ubicado entre Santa Cruz y Nicoya.

El dato lo confirmó Luis Diego Román Madriz, coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), quien agregó que este domingo, en un trabajo coordinado entre bomberos forestales y personal del Cuerpo de Bomberos, se logró controlar las llamas que afectaban el Pico Blanco.

Agregó que ahí faltan por extinguir algunos focos de fuego, sobre troncos que tienen brazas. Se espera que esa labor esté concluida este lunes. Trabajan aproximadamente unos 45 personas.

En total se estima que las llamas quemaron dos héctareas de árboles, charral y arbustos. El área afectada es muy quebrada y de difícil acceso, donde hay mucho viento.

Respecto al fuego en el parque nacional Diriá, que tiene un extensión de 5.436 hectáreas, comenzó en una finca privada y este domingo ya había abarcado cerca de cuatro hectáreas en el área protegida.

Respecto al que afecta a la zona protectora de Tivives, no fue posible conseguir mayores datos, pues el personal del Sinac se encontraba laborando en el control de las llamas y el acceso telefónico es complicado en esa región.

Diego Román dijo que se esperaba que este domingo en la tarde y noche estuvieran controlados esos dos incendios.

Tanto el Cuerpo de Bomberos como el Sinac hicieron un llamado a la población para que eviten provocar quemas, pues en esta época los terrenos están muy secos y hay mucho viento, lo cual favorece que las llamas se extiendan con mucha rapidez, en cualquier lugar del país.

En el Pico Blanco se hicieron líneas cortafuegos de un unos 30 centímetros para evitar que las llamas avancen por el suelo. Foto cortesía del Sinac.
En el Pico Blanco se hicieron líneas cortafuegos de un unos 30 centímetros para evitar que las llamas avancen por el suelo. Foto cortesía del Sinac.