Eillyn Jiménez B.. 5 abril
Un hombre de apellido Campos quedó detenido como sospechoso de la muerte de un joven de apellido Barboza, quien falleció en un incendio registrado este jueves por la noche en San Rafael de Heredia. Foto: OIJ para LN
Un hombre de apellido Campos quedó detenido como sospechoso de la muerte de un joven de apellido Barboza, quien falleció en un incendio registrado este jueves por la noche en San Rafael de Heredia. Foto: OIJ para LN

Un guarda que figura como sospechoso de provocar el incendio en el que murió un joven de 28 años, en San Rafael de Heredia, se entregó este viernes a la Policía Judicial.

El sospechoso, de apellidos Campos Barboza, acudió en la mañana a la delegación del centro de Heredia del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en compañía de un abogado.

Allí, Campos ofreció un relato de los hechos. Luego, fue detenido y puesto a las órdenes del Ministerio Público para que se defina su situación legal. Se indicó que no tiene antecedentes penales.

Preliminarmente, se cree que Campos tenía una relación con una mujer que vivía en una de las dos casas que fueron consumidas por las llamas, en barrio El Palmar.

Sin embargo, se desconoce si su objetivo era acabar con la vida de ella, darle un susto o si quería matar al joven David Antonio Barboza Esquivel

El incendio se registró este jueves en San Rafael de Heredia. Foto: José Cordero
El incendio se registró este jueves en San Rafael de Heredia. Foto: José Cordero

Una testigo de los hechos, de apellido Quesada, aseguró el jueves por la noche que la víctima estaba con una muchacha, quien al parecer tenía un noviazgo con el sospechoso.

Se presume que eso pudo haber enfurecido al guarda, quien lanzó una bomba molotov al inmueble.

Este viernes por la mañana, agentes judiciales y miembros del Cuerpo de Bomberos trabajaron en el sitio, en busca de evidencias para la investigación del caso.

Durante este 2019, Bomberos registra la atención de 372 incendios estructurales.

Además, este es el segundo siniestro en el que hay una persona fallecida.

El primero ocurrió el 27 de febrero anterior en San Antonio de Las Juntas de Abangares, Guanacaste, luego de que las llamas consumieron una casa de 60 metros cuadrados.

Allí falleció el empleado municipal Lindberg Ceferino Vega Arias, de 51 años, quien era el encargado de Obras y Servicios del ayuntamiento de Abangares, donde laboraba desde 1995.

En el 2018 murieron en total 30 personas en incendios, la cifra más alta de los últimos 12 años. De ellos, 13 eran adultos mayores, 12 adultos, dos jóvenes y tres niños.

En el 2017, fallecieron 14 personas a causa de las llamas. Durante el 2016 fueron 18 y en el 2015 fueron 12, según datos del Cuerpo de Bomberos.