Yeryis Salas, Alfonso Quesada, corresponsal GN. Hace 6 días
El auto fue arrastrado por la quebrada, crecida por las fuertes lluvias. Foto suministrada por Alfonso Quesada.
El auto fue arrastrado por la quebrada, crecida por las fuertes lluvias. Foto suministrada por Alfonso Quesada.

Un turista estadounidense, identificado como Joshua Byrnd, desapareció este jueves mientras intentaba cruzar en un auto con su esposa e hija, una quebrada crecida por las fuertes lluvias que afectaron la zona sur del país, este jueves.

El hecho ocurrió avanzada la tarde en la quebrada Pozo Azul, en Dominicalito de bahía Ballena, en Osa.

Según el relato que hizo la mujer, una corriente impactó el vehículo en el costado en el que conducía Byrnd, arrastró el auto y lo llenó de agua.

“Mi esposo me gritó que saltáramos, yo pude abrir la puerta y salí con la niña agarrada de un brazo, mi esposo logró salir, incluso lo tuve agarrado de un brazo, pero la fuerte corriente me lo soltó”, relató Bianca Merritt, quien logró ponerse a salvo junto con su hija de 10 años.

El relato lo hizo Merrit a Marvin Piedra, vecino del lugar que le alquiló una cabaña a la familia.

Este viernes, Byrnd, de 32 años, no había sido localizado.

El vehículo fue inundado y el turista no logró escapar. Foto suministrada por Alfonso Quesada.
El vehículo fue inundado y el turista no logró escapar. Foto suministrada por Alfonso Quesada.

La versión fue confirmada por vecinos a la Cruz Roja de Ciudad Cortés.

Los turistas, oriundos de Nueva Órleans, llegaron el miércoles al país para una “segunda luna de miel”, según habían dicho.

Después de instalarse en la habitación, fueron al supermercado. En el trayecto ocurrió el incidente.

“Incluso yo llegué al sitio después del accidente y encontré a la mujer y a su hija abrazadas, llorando”, afirmó Piedra.

Las labores de rescate se extendieron al mar. Foto suministrada por Alfonso Quesada.
Las labores de rescate se extendieron al mar. Foto suministrada por Alfonso Quesada.

La búsqueda inició temprano este viernes por la quebrada y el mar.

Zaida Flores, coordinadora operativa local de la Cruz Roja de Ciudad Cortés, indicó que este sábado se unirá personal de montaña y rescate acuático.

Las labores se reanudarían a las 6 a. m., siempre y cuando las condiciones del tiempo no pongan en riesgo a los rescatistas.

Estragos de las lluvias

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) reportó 1.500 personas sin agua e inundaciones en Osa por el paso de la onda tropical #40, que también dejó inundaciones en Golfito, Alvarado y Garabito. En este último cantón hubo problemas en el tendido eléctrico.

En Quepos, las lluvias provocaron deslizamientos en la ruta hacia Manuel Antonio, daños en el puente Silencio, e incomunicó el paso entre esta zona y Dota.

La CNE mantiene abiertos seis albergues con 174 personas por las ondas tropicales de los últimos días. El cantón más impactado es Quepos, con 91 personas albergadas, seguido por Osa con 64, Puntarenas con 12 y Nandayure con siete.

Al viernes, había alerta roja en los distritos puntarenenses de Lepanto, Paquera y Cóbano. En alerta amarilla estaban las regiones del Pacífico Central y Pacífico Sur; así como los cantones de Santa Cruz, Hojancha y Nandayure.

Asimismo, en la zona norte, Sarapiquí y el Valle Central aplica la alerta verde.

Alexander Solís, presidente de la CNE, alertó a la población ante el ingreso de la onda tropical #41, que ingresará el fin de semana al país. El Pacífico central y sur y el Valle Central serán las regiones más afectadas.