Yeryis Salas, Alfonso Quesada, corresponsal GN. Hace 4 días
Fincas en las comunidades de Drake y Vanegas fueron consumidas por el agua. Foto suministrada por Alfonso Quesada.
Fincas en las comunidades de Drake y Vanegas fueron consumidas por el agua. Foto suministrada por Alfonso Quesada.

Este jueves la onda tropical número 40 dejó consecuencias en las comunidades de Drake de Osa, Vanegas de Puerto Jiménez, en Golfito y el centro de Quepos.

Además, en Dominicalito de Osa un hombre fue arrastrado dentro de su vehículo. La emergencia se presentó en la quebrada Pozo Azul, informó Nolan Rodríguez, oficial de la Fuerza Pública.

Alcides Castro, vecino de esa zona, relató a las autoridades que pudo observar cuando el agua arrastró el automotor y lo tapó por completo. De inmediato, los lugareños organizaron la búsqueda, pero solo hallaron el carro a unos 150 metros.

Según la Policía, se trata de un extranjero residente cuya identidad no se tiene, ya que la familia se encontraba del otro lado de la quebrada que está muy crecida. Debido a la fuerte lluvia y la oscuridad no es posible intentar un operativo para buscarlo.

Entretanto en Drake, los ríos Rincón y Drake subieron su caudal y causaron inundaciones en caseríos y potreros.

El centro de Quepos se inundó entre la tarde y noche de este jueves. Foto suministrada por Wilberth Hernández.
El centro de Quepos se inundó entre la tarde y noche de este jueves. Foto suministrada por Wilberth Hernández.

El daño en Vanegas lo provocó el desbordamiento del río Riyito, el cual afectó algunas casas. Rafael Álvarez, vecino del lugar, afirmó que su casa se inundó al igual que las de unos cinco vecinos más.

Este jueves Drake estaba incomunicado por tierra y aire y el paso hacia Vanegas lo bloqueaba el río Riyito.

Alexander Zúñiga, del Comité Municipal de Emergencia de Osa, afirmó que de momento se activan los comités de emergencias en toda la zona sur, pues sigue lloviendo y podría haber más inundaciones.

La península de Nicoya fue la zona más afectada por las lluvias del fin de semana. Foto: Presidencia.
La península de Nicoya fue la zona más afectada por las lluvias del fin de semana. Foto: Presidencia.
240 comunidades afectadas el fin de semana

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) registró 240 comunidades de 20 cantones afectadas por las lluvias del fin de semana. La mayoría de la zona se ubican en la península de Nicoya.

Este jueves solo quedaban habilitados dos albergues con aproximadamente 100 personas.

El distrito más impactado fue Paquera de Puntarenas, que sufrió los estragos provocados por el río Guarial. También resultaron perjudicaas las localidades aledañas a los ríos Zelaya, San Rafael y Grande.

Al menos 60 casas fueron dañadas por las inundaciones. Desde este miércoles funcionarios del Ministerio de Vivienda ingresaron para valorar el nivel de afectación de las viviendas.

Por su parte, el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) reportó daños en 22 Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Asadas), de las cuales diez siguen sin funcionar.

Para atender la emergencia, la CNE aprobó la contratación de 3.000 horas de maquinaria para la habilitación de pasos a las comunidades que quedaron incomunicadas. También están en trámite seis procesos adicionales de contratación de equipo.

Además, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) trasladará ¢300 millones al Área Regional de Puntarenas.

La zona fue visitada este jueves por el presidente Carlos Alvarado, junto con los ministros de Agricultura y Ganadería (MAG), Renato Alvarado; de Desarrollo Humano, María Fullmen Salazar; y los presidentes ejecutivos de la CNE, Alexander Solís y del AyA, Yamileth Astorga.

“Vimos una condición bastante saturada de los cauces de los ríos y de la tierra en la montaña. Además, observamos que los principales ríos como San Rafael, Grande, Guarial han tomado otros cauces y han afectado cultivos. Por eso la presencia del MAG en esta gira”, declaró el mandatario.

El jerarca de Agricultura indicó que ya se están levantando informes con datos sobre la afectación a cultivos y estaciones ganaderas y porcinas.