Carlos Láscarez S., Alfonso Quesada, Corresponsal GN. 14 noviembre, 2018

Intensos aguaceros que iniciaron a eso del mediodía y cesaron a las 5 p. m., provocaron el desbordamiento de una quebrada, que inundó vías y daños en comercios, una gasolinera y un gimnasio recién construido en Golfito, Puntarenas.

Los mayores problemas se suscitaron en el barrio Pueblo Civil, luego de que la quebrada Civil se salió y arrastró gran cantidad de barro y palos.

Varios árboles quedaron en las principales vías de Golfito. Foto: Alfonso Quesada
Varios árboles quedaron en las principales vías de Golfito. Foto: Alfonso Quesada

De acuerdo con lugareños, el nivel del agua subió casi un metro, lo que causó preocupación entre algunos.

“Esto nunca había pasado o por lo menos yo no lo había visto. No se podía transitar ni en bicicleta ni en moto, mucho menos a pie. Hasta los carros tuvieron problemas para transitar por la fuerza de la corriente”, dijo Rafael Segura, quien habita en el centro de Golfito.

El municipio local solicita a la población que no se acerque a la quebrada, ante el riesgo de que se desprenda más material.

La Cruz Roja indicó que no fue necesario evacuar a ninguna persona.