Desastres

Caída de ceniza obliga a CNE a extender alerta por riesgos generados del volcán Rincón de la Vieja

Nueva área de peligro incluye a los distritos liberianos de Mayorga, Curubandé y Cañas Dulces situados al oeste del macizo, donde los vecinos reportaron un incremento en el olor a azufre y la presencia de pequeños residuos

La caída de ceniza, el continuo olor a azufre y el incremento de la actividad eruptiva en el Rincón de la Vieja durante el mes de mayo, obligaron a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) a extender la alerta por riesgo volcánico.

Desde el pasado 30 de enero se había emitido una advertencia de peligro por la posible afectación debido a los lahares o caída de material volcánico para las poblaciones ubicadas al norte del macizo, es decir a las localidades de los distritos de Dos Ríos y Aguas Claras del cantón de Upala.

Empero, a partir de este miércoles, el apercibimiento se extendió a los distritos de Mayorga, Curubandé y Cañas Dulces, de Liberia, los cuales están situados al lado oeste del cráter volcánico.

La medida, según explicó el geólogo Blas Sánchez, de la CNE, se debe “a que ha habido un incremento en la actividad que se ha registrado durante el pasado mes de mayo y, a la percepción y reportes de caída de ceniza que han aparecido en las comunidades ubicadas al oeste del volcán.

“El volcán mantiene una actividad alta, con erupciones constantes, todos los días, que están siendo reportadas por los vecinos y los entes técnicos (...) por lo cual se recomienda a la población informarse por los medios oficiales y a extremar precauciones en cuanto a personas que tengan algún problema respiratorio que puedan verse afectadas por la ceniza o por el olor a azufre”.

Además, en un comunicado de prensa se detalló que el aumento en la actividad se dio particularmente a mediados del mes de mayo, manifestándose con erupciones moderadas y exhalaciones de gas muy frecuentes.

Asimismo, los vulcanólogos asesores de la CNE, hicieron ver que el nivel del lago caliente disminuyó, lo cual generó mayor presencia de ceniza y partículas en la pluma de gases expulsada.

Esa situación ocasiona que después de cada evento eruptivo las partículas sean dispersadas por el viento hacia las comunidades ubicadas el oeste del macizo volcánico, como sucedió el 27 de mayo anterior.

Ese día hubo reporte de caída de ceniza en Nueva Zelandia, Los Ángeles, Parque Eólico Orosí, Las Lilas, Consuelo y Quebrada Grande. Además de olor a azufre entre Los Ángeles y dicho parque eólico.

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico Nacional (Ovsicori) en el informe diario del estado de los volcanes, detalló este miércoles que en el Rincón de la Vieja “se presentan exhalaciones constantes en el volcán y se sigue registrando el tremor con episodios más frecuentes entre las 3 y las 9 de la mañana (4 por hora)”.

El tremor volcánico es una señal sísmica continua y su origen se debe a las vibraciones ocasionadas por el paso de gases, agua o magma por los conductos internos del volcán.

El volcán Rincón de la Vieja, que se localiza entre los cantones de Liberia, Bagaces y Upala, desde setiembre del 2011 comenzó a dar señales de reactivación. Había meses muy activos, pero los siguientes eran de calma, por lo cual los científicos calificaron su actividad como de altibajos.

Posteriormente, en el 2015, se comenzaron a dar alertas sobre la acumulación de materiales en la parte norte del macizo y el riesgo de posibles avalanchas por los ríos Pénjamo y la Quebrada Azufrosa.

Precisamente estos ríos, por los cuales bajan lahares (flujos de sedimentos), pasan por Buenos Aires, Armenia y Aguas Claras de Upala, en donde pueden habitar cerca de 4.000 personas.

Este año la actividad fue mucho mayor, situación que obligó a que la CNE emitiera la alerta el 30 de enero para los distritos de Dos Ríos y Aguas Claras de Upala.

Las erupciones han alcanzado los 1.500 a los 2.000 metros de altura. Se trata de emanaciones freáticas que contienen gases calientes, piedras, lodos y vapor de agua.

El vulcanólogo Javier Pacheco, del Ovsicori, expresó a mediados de mayo que hay cambios en el cráter y en el nivel del lago, que es el más profundo entre los volcanes activos del país, con unos 75 metros de hondo.

"Ese volcán va evolucionando. Día a día se van abriendo conductos y aumenta la actividad. Se detecta una escalada en el número de eventos diarios”, dijo Pacheco.

La erupción de este 30 de enero en el Rincón de la Vieja lanzó gran cantidad de material y lahares a altas temperaturas bajaron por zonas poco pobladas. Foto: Mauricio Mora / RSN.

Estas son algunas de las recomendaciones que emitió la CNE para los poblados tanto al oeste como al norte del Rincón de la Vieja:

1.- Monitorear las condiciones de los ríos que descienden por la cara norte del volcán.

2.- Incrementar las medidas de seguridad pues las cenizas y gases que emanan del volcán pueden afectar la salud con problemas respiratorios, así como de animales y la agricultura cercana.

3.- Utilizar únicamente las fuentes oficiales de información primaria, ya sea el Ovsicori, la RSN o la CNE.

4-. Mantener comunicación permanente con los comités comunales de emergencia y revisar los inventarios de recursos disponibles, para la atención de eventuales afectaciones.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.