Carlos Láscarez S..   6 septiembre

Oficiales de la Policía de Migración localizaron y detuvieron este jueves al último de sus compañeros requerido como sospechoso de integrar la organización criminal dedicada al tráfico ilícito de orientales y trata.

Se trata de un individuo de apellido Tejada, de 29 años, que en los últimos ocho se desempeño como policía de seguridad interna en las instalaciones de Migración en La Uruca, San José.

El hombre fue aprehendido hasta este jueves cuando se presentó a trabajar, luego de que no fuera posible ubicarlo durante las diferentes diligencias judiciales efectuadas el martes por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y Migración.

El policía de Migración que faltaba por ubicar fue arrestado este jueves por sus propios compañeros en las oficinas de La Uruca. Foto: Cortesía de Migración.

Tejada fue trasladado a la Fiscalía Adjunta contra la Trata y Tráfico de Personas en el Primer Circuito Judicial de San José, donde será indagado.

Raquel Vargas, directora general de Migración y Extranjería, manifestó que el arresto estuvo a cargo de oficiales de la Unidad de Investigaciones de la Policía de Migración, quienes trabajan por no permitir la corrupción en la institución.

“Se logró el día de hoy la detención del último funcionario involucrado en esta organización criminal, dedicada al tráfico ilícito de personas, por lo que estamos a la espera de las medidas que dicten las autoridades judiciales”, manifestó Vargas.

En el operativo realizado se allanaron 40 puntos y se arrestaron 29 personas, entre ellas tres asiáticos, quienes dirigían la organización y otros 10 funcionarios de Migración. Un oficial de la Fuerza Pública también fue arrestado.

La banda cobraba entre $22.000 y $45.000, por cada ciudadano asiático que traía ilegalmente al país.

La operación Cielo y Tierra, con dos años de investigación y seguimiento, halló que la banda era liderada desde el restaurante y karaoke Marisco Vivo, en Sabana Norte, San José, por tres asiáticos de apellidos Cen Mo, Azofeifa Arce y Bon Bin.