Yeryis Salas. 30 marzo
El incendio en Pico Blanco está siendo apagado por 24 personas. Foto: Bomberos.
El incendio en Pico Blanco está siendo apagado por 24 personas. Foto: Bomberos.

A pesar de que ya se había controlado el incendio forestal en el cerro Pico Blanco, en Escazú, una reactivación este lunes obligó de nuevo la intervención de las autoridades.

Las llamas son controladas por 24 personas del Cuerpo de Bomberos, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), la Policía Municipal de Escazú, Fuerza Pública y vecinos de la zona.

“Se han quemado una diez hectáreas en una zona en la que desde hace 25 años no había incendios. Hacemos un llamado a la población a evitar fuegos. Las 3.000 hectáreas que se han quemado este año han sido producto de fuegos intencionales”, afirmó este domingo Héctor Chaves, director de Bomberos.

Luis Diego Román, coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sinac, indicó que el fuego, iniciado el sábado, se reactivó en dos hectáreas, luego de que este domingo quedaran algunos focos sobre troncos con brazas.

El fuego se está combatiendo con equipo manual y drones para monitorear la ubicación de los focos restantes.

Además, Román indicó que las llamas prendidas desde el sábado el Parque Nacional Diriá, entre Santa Cruz y Nicoya.

En esta zona, el fuego empezó en una finca privada y, hasta las 4:16 p. m. de este lunes la afectación era de 70 hectáreas en el área protegida.

Gerardo Guzmán, supervisor de turno de Bomberos, afirmó que en el sitio trabajaban dos bomberos, 16 funcionarios del Sinac y nueve lugareños; sin embargo, ante la intensidad de las llamas se pidió la activación de la brigada forestal de la institución.

Mencionó que el área colindante afectada no ha sido calculada hasta ahora, pero que lo primordial es poder controlar el fuego, que sigue activo.

Otros dos incendios, en la zona protectora de Tivives, en Esparza, ya fueron controlados tras los esfuerzos del fin de semana.

En este sitio, una quema abarcó media hectárea, y la otra alcanzó cuatro hectáreas.

En este año, las autoridades han atendido 30 incendios dentro de las áreas silvestres protegidas, con una afectación en 471 hectáreas.

Esta es una disminución de 883 hectáreas con respecto al 2019 a la misma fecha, año en que la temporada de incendios se desarrolló bajo el fenómeno de El Niño, que provoca sequía en algunas partes del país.

Información actualizada a las 5:56 p. m. con más datos del incendio en Diriá.

Colaboraron los periodistas José Andrés Céspedes y Eillyn Jiménez.