27 noviembre, 2016

Aeronaves y tripulación especializada del Gobierno de Panamá aterrizaron en Upala para brindar ayuda humanitaria a esta y otras comunidades afectadas por el huracán Otto.

Panamá envió dos avionetas y dos helicópteros; estos últimos tienen la capacidad de sobrevolar a pesar de que haya fuertes aguaceros.

La colaboración permite el acceso a zonas difíciles y mapear terrenos a los cuales no se puede ingresar por tierra.

La ayuda internacional, junto al Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica, empezaron a trabajar desde ayer en la mañana.

Solo este sábado, se realizaron 34 vuelos, que representan 40 horas de aviación, y se distribuyeron 13 toneladas de alimentos y 500 litros de agua.

Además, los aviones panameños y los nacionales llevaron colchonetas y otros artículos de primera necesidad para su distribución en albergues de Bagaces, Upala y otros de la provincia de Limón.

El Ministerio de Seguridad Pública también contó con el apoyo de tres helicópteros enviados por el Gobierno de Estados Unidos, con los cuales se logró llegar a las comunidades más alejados de manera más rápida y segura.

Fotos: Alonso Tenorio

Etiquetado como: