Desastres

‘Agarré a mis hijos y salí corriendo’, narra afectada por deslizamiento en Alajuela

Situación revivió tragedia familiar registrada en 2015, cuando un menor de cuatro años falleció por un evento similar

“Nosotros tenemos unas latas en la parte de atrás y sonaron, fue como un estruendo, entonces, lo único que se me vino a la mente fue agarrar a mis hijos y salir corriendo. Después fui a llamar a mi hermana para que saliera con los chiquitos y casi de seguido, se vino otro derrumbe”.

María Mayela Ramos Alvarado, vecina de Itiquís de San Isidro, Alajuela, relató así lo que vivió el pasado martes por la tarde, cuando las fuertes lluvias generaron un deslizamiento que cayó sobre nueve casas, entre estas la suya.

Actualmente, ella y su familia están en un albergue que se habilitó en el salón comunal de Pilas, en el que hasta este jueves permanecían 27 personas, según datos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Ramos reconoce que el evento del martes revivió una tragedia que su familia sufrió en noviembre del 2015, cuando un sobrino suyo, de cuatro años, falleció luego de que múltiples escombros cayeran sobre la cama en la cual dormía.

En aquel momento, todos se fueron del sitio, pero tres meses después, cuando dejaron de recibir la ayuda que el Estado brinda ante emergencias, volvieron porque no tenían otro lugar para vivir y levantaron de nuevo sus casitas.

Yorleni Ramos Alvarado, hermana de María Mayela, recordó que el pasado 31 de mayo estaba con sus hijos cuando los alertaron de que la tierra podía caer sobre su vivienda, por lo que tanto ella como los menores salieron corriendo.

“Estaba lloviendo demasiado y mi hermana me dijo que tuviera cuidado porque habían sonado las latas que estaban en parte de atrás de la casa de ella. En lo que fui a ver qué ocurría, se vino la primera avalancha, mis hijos salieron corriendo del susto y después se vinieron otras avalanchas más.

“Eso era un desastre y, aunque lo perdimos todo, porque la casa quedó como con dos cuartos de barreal con tierra y perdimos hasta la ropa y los zapatos, lo principal es que todos estamos bien”, relató esta madre de siete menores de edad.

Las fuertes lluvias registradas durante esta semana han generado múltiples incidentes en varias partes del país y, hasta este jueves por la tarde cuatro albergues permanecían habilitados. Uno de ellos fue el antes mencionado en Alajuela, donde hay 27 personas.

Los otros alojamientos temporales se ubican en Desamparados, donde se habilitaron dos en el salón comunal de San Juan de Dios (para 26 personas) y la iglesia evangélica Primero de Mayo (para 20 personas), y Alajuelita (donde hay cuatro personas de Concepción).

Además, este jueves se declaró alerta amarilla para el Pacífico central y sur, la zona peninsular de Puntarenas y el Valle Central, mientras que en el Pacífico norte, la zona norte y el Caribe rige la alarma verde.

La alerta amarilla es preparatoria y hace que se activen los comités, se verifiquen suministros, revisen los protocolos de emergencia con los equipos de primera respuesta y, de ser necesario, se proceda a la evacuación de personas y habilitación de albergues, mientras que la verde es informativa y permite a los comités de emergencia comunicar las condiciones que existen para que se tomen precauciones.

Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones de la CNE, detalló que la decisión se tomó debido al paso de la onda tropical número cuatro, así como a la inestabilidad atmosférica que ha generado fuertes precipitaciones a la largo de la semana.

Pasadas las 8 p. m., la ruta 32, que comunica San José con Limón, fue cerrada, debido a un derrumbe que abarcó los dos carriles de la vía.

Para este viernes, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) pronostica lluvias aisladas en el territorio nacional, a pesar de que la zona de convergencia intertropical se ubicará al norte de Costa Rica y generará inestabilidad atmosférica.

“Se prevé un día mayormente nublado, con posibilidad de lluvias cerca de la costa pacífica en las primeras horas de la mañana, principalmente en el Pacífico sur. Por la tarde, las precipitaciones más intensas se concentrarán en las regiones del Caribe y el Pacífico sur, mientras que en el resto del país las lluvias serán de débil a moderada intensidad y de carácter disperso, tanto en las partes bajas del Valle Central, como en las llanuras de la zona norte y del Pacífico norte”, explicó el meteorólogo Juan Diego Naranjo Díaz en un reporte.

Colaboró el corresponsal Reiner Montero, corresponsal GN.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.