Desastres

55 estudiantes se quedan sin escuela en Cureña de Sarapiquí

Comunidad fronteriza es una de las más golpeadas por las inundaciones

Los 55 estudiantes de la escuela de Cureña de Sarapiquí, Heredia, pasaran varios días sin clases, ya que el centro educativo se inundó por completo luego de las lluvias registradas desde el miércoles de la semana anterior.

Cristian Chaves, director de la institución, lamentó lo ocurrido y dijo que prácticamente hay que comenzar de cero para retomar las lecciones.

“Estoy muy sorprendido, el nivel del agua fue bastante y realmente es una tristeza, acá cuesta mucho trabajar, intentar a que todo esté bonito y ahora que pasa esto hay que empezar de nuevo”, mencionó.

Chaves relató que los niños tienen que transitar en bote para llegar a la escuela de esta comunidad fronteriza, una de las más golpeadas por los anegamientos.

Según un reporte emitido por el Ministerio de Educación Pública (MEP) el lunes por la tarde, en total hay 88 centros educativos afectados por las inundaciones, seis de ellos en Sarapiquí.

En medio de la emergencia, algunas familias prefirieron quedarse en las casas, tomando en cuenta que varias están construidas sobre basas.

Cristina Aguilar fue una de las que se quedó en su vivienda y contó que aún tenía alimentos y agua para al menos cinco días.

Por otra parte, aquellos que sí tuvieron que evacuar en medio de la emergencia, fueron trasladados al albergue de Boca San Carlos.

Ayuda

Durante este lunes, tanto los pobladores de Cureña como de Boca San Carlos de Pital, recibieron agua, alimentos y ropa.

Estas ayudas fueron entregadas por un grupo de voluntarios que utilizaron sus carros y lanchas.

Además, también llevaron alimentos para perros, gallinas, cerdos y vacas.

Precisamente, una de las personas rescatadas fue Karen Marenco, quien llegó al albergue de Boca San Carlos con su hija de tan solo 11 días de nacida y su esposo.

Ella fue sacada de su casa por policías de la Fuerza Pública, luego de que los ríos San Carlos y San Juan se salieran de su cauce.

“Hemos pasado desastres en los últimos dos días. Estaba en mi casa cuando tuve que salir de ahí (...) estaba lloviendo pero los policías nos ayudaron a salir”, dijo la mujer en un video facilitado por la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública.