Eillyn Jiménez B.. 16 enero, 2018

276 personas permanecen en siete albergues habilitados por la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) en la provincia de Limón, debido a las inundaciones que afectan la zona desde el sábado.

La mayoría de alojamientos temporales están en Talamanca, donde se abrieron dos en Sixaola, uno en Bribri y otro en Bratsi. En total, en esos lugares hay 237 damnificados,

Varias viviendas de dos niveles se vieron afectadas por el desbordamiento de ríos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Varias viviendas de dos niveles se vieron afectadas por el desbordamiento de ríos. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Además, en Matina se habilitó un albergue en Estrada, donde hay 22 personas, y otro en Batán, con seis damnificados.

Finalmente, en el Cen-Cinai de Guácimo hay albergados 11 individuos, quienes también han sufrido los embates del frente frío que afecta a Costa Rica desde el sábado.

Inicialmente, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó de 418 albergados; no obstante, hora y media después dijo que muchas familias fueron atendidas en las viviendas y se quedaron en estas, por lo que no se trasladaron.

Desde el domingo, la CNE declaró alerta amarilla en Limón, Sarapiquí de Heredia y la zona norte del país.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que a partir de este martes las lluvias y los fuertes vientos disminuirán, por lo que se prevé una mejora paulatina en las condiciones en todo el país.

La velocidad máxima del viento en las zonas montañosas será de 70 kilómetros por hora.

Información actualizada a las 10:36 a. m. con cambio en número de albergados, debido a actualización de dato de la CNE.