Familias perdieron enseres domésticos, comida y ropa; 32 personas están en un albergue, otras acudieron a casas de allegados

Por: Carlos Arguedas C. 6 junio, 2017
El desbordamiento del río Naranjo provocó que decenas de casas en la urbanización Murray resultaron afectadas. Las familias perdieron todos los enseres domésticos.
El desbordamiento del río Naranjo provocó que decenas de casas en la urbanización Murray resultaron afectadas. Las familias perdieron todos los enseres domésticos.

Un total de 40 viviendas resultaron dañadas cuando se llenaron de lodo, palos y piedras pequeñas, arrastradas por corrientes de agua que provenían del desbordamiento de ríos y quebradas.

La emergencia ocurrió el lunes en la noche en las urbanizaciones Murray (conocida como el Bochinche), la Primavera y Ciudad Robles, ubicadas en diferentes sectores del distrito de Cachí, cantón de Paraíso, Cartago.

Fabricio Guzmán, coordinador de la Comisión Municipal de Emergencias, dijo que el problema lo generó la intensa lluvia del lunes que empezó a las 2 p. m. y que desencadenó los hechos a las 8 p. m.

Las viviendas afectadas están construidas en las orillas de los ríos Naranjo y Zapote, y sobre una vieja quebrada entubada desde hace varios años, pero que ahora colapsó.

Maquinaria municipal limpiaba el cauce del río Zapote, debido a la acumulación de basura.
Maquinaria municipal limpiaba el cauce del río Zapote, debido a la acumulación de basura.

También hubo varios deslizamientos cuyos restos llegaron muy cerca de algunas casas. Geólogos de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) evaluaban los inmuebles, la tarde de este martes, para determinar si las familias podrían volver a ocuparlos. Por el momento, se registran tres con daños muy severos que son inhabitables.

Hasta la tarde de este martes, un total de 32 personas (entre ellas, cinco niños), permanecían en un albergue que se abrió en el salón de la parroquia de Cachí. Otras se alojaron con allegados.

Paralelamente, la CNE declaró alerta verde en todo el país –con excepción del Caribe–, debido a que durante las últimas dos semanas se incrementaron los incidentes por fuertes lluvias, y se prevé que los aguaceros continúen en los próximos días.

Esta alerta se aplica cuando algún fenómeno podría afectar o poner en peligro una comunidad.

Secuelas

María Elena Quirós Boza, una de las perjudicadas, dijo que la crecida sucedió después de que había llovido toda la tarde."Cuando nos dimos cuenta, no tuvimos tiempo de sacar nada (...). Todo se llenó de barro, piedras y palos", agregó.

María Martínez Ríos, por su parte, declaró que ella, cuando el agua empezó a meterse a la casa, fue a recoger a su hijo pequeño y salió. "Los colchones, los electrodomésticos y la comida se perdió".

Francisco Chinchilla, quien integra una organización dedicada a prevenir desastres en Cachí, atribuyó esta situación del lunes a la fuerte deforestación que se está dando en los cerros alrededor de la comunidad.

Denunció que están cortando árboles para crear potreros y ese bosque que se elimina lo que hacía era retener en las partes altas el agua de lluvia.

Etiquetado como: