Policía le allanó apartamento y la detuvo en el centro de Nicoya

Por: Hugo Solano C. 22 julio, 2015

Una funcionaria judicial que se desempeña como defensora pública en Nicoya fue detenida por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como sospechosa del hurto de una pulsera.

Los agentes judiciales de Nicoya la aprehendieron la mañana de este miércoles en el centro de ese cantón guanacasteco. Se trata de una mujer de 39 años, de apellido Murillo, a quien se le atribuye el supuesto delito de hurto.

Según el informe preliminar del OIJ, los investigadores judiciales recibieron una denuncia por la sustracción de una pulsera valorada en ¢15 .000.

La detenida laboraba como defensora pública en Nicoya. Quedó a la orden de la Fiscalía.
La detenida laboraba como defensora pública en Nicoya. Quedó a la orden de la Fiscalía.

Al parecer, una cámara de la "boutique" en la que ocurrió el hurto, ubicada en el centro de Nicoya, habría captado a la mujer en el momento de tomar la pulsera.

Los oficiales iniciaron las investigaciones y lograron vincularla con el presunto delito.

A las 6 a. m. de este miércoles, los investigadores allanaron el apartamento donde residía la sospechosa.

El Ministerio Público analiza el informe policial para determinar su situación jurídica en las próximas horas.

En declaraciones brindadas a Noticias Repretel, la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, dijo que la ley es igual para todas las personas, sean o no funcionarios públicos.

Añadió que a Murillo se le seguirá el debido proceso y además pasará el caso al departamento de Asuntos Internos del Poder Judicial.

En junio de este año trascendió el despido de un agente del OIJ por sospechas de pedir favores sexuales a una policía para librarla de una pesquisa.