Hugo Solano C.. 16 noviembre
El cabezal quedó volcado a unos 15 metros de la carretera. Dentro de la cabina la Policía halló al conductor maniatado y sin vida. Foto: facilitada por Andrés Garita.
El cabezal quedó volcado a unos 15 metros de la carretera. Dentro de la cabina la Policía halló al conductor maniatado y sin vida. Foto: facilitada por Andrés Garita.

El Tribunal Penal de San Ramón dictó 13 años y cuatro meses de prisión contra los cuatro detenidos por asaltar y luego asesinar a un trailero en mayo del 2018.

Los hechos ocurrieron entre Miramar de Puntarenas y el puente sobre el río Barranca, cuando los imputados se trasladaban a bordo de un vehículo doble tracción e interceptaron el tráiler cargado de chatarra que conducía Henry Quirós Castro, de 49 años, hacia la frontera de Peñas Blancas.

Los sentenciados son de apellidos Ríos Esquivel, de 26 años, con antecedentes judiciales por receptación de drogas; Molina Suárez, de 34, con expediente por homicidio y portación ilegal de armas; Alfaro Anchía, de 19 y Umaña Picado, de 49, estos últimos sin antecedentes. Todos eran vecinos de Guápiles.

Se demostró que los encartados, tras amarrar de pies y manos y luego golpear a Quirós, se habrían apropiado del camión, marca International.

Los sujetos desmontaron la carreta en Esparza y se desplazaron hacia el este en el cabezal, escoltados por Umaña Picado, quien viajaba en el vehículo de doble tracción.

A la pasar por las cercanías del río Jesús María, en San Ramón, oficiales de la Fuerza Pública, que habían sido alertados del robo por el dueño del tráiler, los interceptaron.

Como se vieron descubiertos, los tres imputados que iban con el camionero abandonaron el tráiler y lo dejaron ir a un guindo.

En tanto, Henry Quirós, el conductor asaltado, murió producto de los golpes, pues al ir maniatado, no pudo protegerse.

Los sujetos huyeron en medio de una zona montañosa; al tiempo que Umaña fue detenido cuando intentó darse a la fuga en el carro.

Horas después, Ríos, Molina y Alfaro fueron capturados por la Fuerza Pública cuando se bajaban de un autobús en el centro de San Ramón. Lo anterior luego de que personas a bordo del bus alertaron a la Policía de que tres sujetos embarrialados y mojados habían abordado la unidad de forma sospechosa.

La sentencia quedó en firme recientemente y los cuatro sujetos tras las rejas, informó el departamento de prensa del Poder Judicial.