Hugo Solano C.. 6 octubre, 2019
La mujer y uno de los sujetos que habrían matado al extranjero en Grecia, cayeron poco después del hallazgo del cuerpo en el vecino cantón de Sarchí. Foto: Archivo.
La mujer y uno de los sujetos que habrían matado al extranjero en Grecia, cayeron poco después del hallazgo del cuerpo en el vecino cantón de Sarchí. Foto: Archivo.

Dos hombres y una mujer enfrentarán a la justicia a partir del martes en el Tribunal Penal de Grecia, acusados de los delitos de homicidio y robo perpetrados en el 2017 contra el estadounidense William Nearhoff, de 70 años.

Trece personas darán su testimonio en el debate programado para diez días, pues se estima que concluya el 10 de octubre.

Se sentará en el banquillo de los acusados una mujer de apellidos Jiménez Esquivel, de 30 años y dos hombres, uno de apellidos Montoya Acosta, de 31, y Mesén, cuya edad no trascendió.

A los tres se les sigue causa como sospechosos de haber confabulado un plan para matar al estadounidense, quien solo una semana antes había conocido a la joven en un bar del centro de Grecia y a quien luego llevó a su apartamento en el barrio Latino, en San Roque, Grecia.

Una semana después de ese primer encuentro, supuestamente la mujer llegó con el extranjero de nuevo al apartamento, donde posteriormente llegaron los dos hombres que, en conjunto con la mujer, habrían perpetrado el homicidio.

Aparentemente, entre los tres le taparon la boca y golpearon a la víctima en repetidas ocasiones, provocando su muerte.

El cadáver quedó tendido boca abajo, con las manos amarradas con una faja y los pies atados con un pantalón. Se presume que un golpe en la cabeza habría sido la causa de muerte.

Una cámara de seguridad de una casa captó los movimientos de los sospechosos en el inmueble, e incluso se ve a la mujer salir con un bulto similar a una pantalla de televisión que desapareció del apartamento.

El cuerpo de Nearhoff lo encontraron vecinos el lunes 2 de julio del 2018, cuando entraron a revisar el apartamento, porque desde el domingo escuchaban radio con volumen alto.

Los agentes judiciales capturaron a la mujer y al sospechoso de apellidos Montoya Acosta poco después del hallazgo del cuerpo en el vecino cantón de Sarchí. Posteriormente se capturó al tercer implicado.

Esa vez el OIJ confirmó que el móvil del hecho fue el robo, pues faltaban electrodomésticos y las habitaciones lucían desordenadas.

Los agentes allanaron la casa de la mujer en Alto Castro, en el distrito de Sarchí Sur, donde localizaron algunas vestimentas y otras evidencias importantes.