Hugo Solano C.. 18 mayo
Los dos sospechosos de homicidio, quedaron a la orden de la Fiscalía, a la espera de medidas cautelares. Foto: OIJ.
Los dos sospechosos de homicidio, quedaron a la orden de la Fiscalía, a la espera de medidas cautelares. Foto: OIJ.

A solo dos meses del asesinato de un peón de construcción en Torremolinos de Desamparados, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) capturó a dos sospechosos.

Se trata de un costarricense de 32 años y de apellidos Quirós Cárdenas, con antecedentes por robo agravado, así como de un nicaragüense de 29 años, apellidado Álvarez Rojas, con antecedentes por venta de drogas y portación ilegal de arma de fuego.

Según el informe preliminar del OIJ, los hechos ocurrieron el lunes 18 de marzo en Torremolinos, cuando Michael Francisco García Chaves, de 29 años, caminaba por la vía pública con dos personas más y se encontraron con los sospechosos, con quienes tenían problemas personales.

Al parecer, se produjo una riña que terminó en tiroteo.

Los sospechosos sacaron armas de fuego y dispararon contra el peón de apellido García y las otras dos personas que lo acompañaban.

García recibió al menos seis impactos de bala y falleció en el sitio, mientras que otro sujeto resultó con heridas leves.

La Sección de Homicidios del OIJ inició las investigaciones y logró identificar a ambos sospechosos gracias a la ayuda de los testigos y a otros recursos policiales.

Así fue como el jueves pasado detuvieron a Álvarez en una vía pública del caserío Primero de Mayo en Aserrí a eso de las 11 a. m.

A Quirós lo detuvieron ese mismo día, a las 3:12 p. m., en una calle de Heredia.

Ambos quedaron a las órdenes del Ministerio Público, para que se les determine su situación jurídica.