Carlos Arguedas C.. 11 octubre
El arresto lo hicieron la noche del jueves en la calle Tamarack, en Hazleton, Estado de Pensilvania, según reportó el diario Times Lider en su página digital. Foto tomada de Times Lider
El arresto lo hicieron la noche del jueves en la calle Tamarack, en Hazleton, Estado de Pensilvania, según reportó el diario Times Lider en su página digital. Foto tomada de Times Lider

Oficiales de la policía de Pensilvania capturaron la noche del jueves a un pastor sospechoso de matar a una costarricense el pasado jueves 3 de octubre, en Throggs Neck, en el Bronx de Nueva York, Estados Unidos.

La noticia de la detención la dieron a conocer en sus páginas digitales los diarios Times Lider, 69 News y la cadena Univisión Nueva York.

Se trata de Víctor Mateo, de 63 años, a quien arrestaron a las 10:10 p. m. del jueves en un retén policial, en la calle Tamarack, en Hazleton, Estado de Pensilvania. A este hombre se le atribuye el asesinato de la costarricense Noelia Fernández Fernández, de 58 años.

Mateo, luego del crimen, se refugió en una propiedad de su familia. Estaba a 217 kilómetros de distancia del lugar de donde se perpetró el crimen.

El jefe de policía de Hazleton, Jerry Speziale, dijo a los medios estadounidenses que luego del homicidio fueron informados por la Policía de Nueva York sobre el hecho de que la familia de Mateo tenía propiedades en alquiler en esa área.

Por esa razón, entre la policía de la ciudad y la policía estatal, se estableció un puesto de vigilancia en la propiedad de Mateo, en la calle Tamarack.

Agregó que este jueves, justo después de las 10 p. m., la policía teniente Anthony White, el sargento Kevin Wagner y el agente Angelo Gadola, vieron un Hyundai Tucson 2013 conducido por Mateo que ingresó a la calle Tamarack.

De inmediato otras unidades policiales respondieron y pusieron un retén en el cual se capturó a Mateo, declaró Speziale.

“Los hombres y mujeres del Departamento de Policía de Hazleton son un grupo talentoso de personas verdaderamente dedicadas a la seguridad de nuestra ciudad. Estoy orgulloso del arduo trabajo que muestran diariamente”, declaró el alcalde, Jeff Cusat.

Mateo fue presentado este viernes ante el juez de distrito, Michael Dotzel, en el municipio de Wilkes-Barre como prófugo de la justicia. Luego se le ordenó llevarlo a cárcel correccional del condado de Luzerne sin derecho a fianza.

Asimismo, se fijó una audiencia de extradición para el próximo viernes 18 de octubre, esta vez ante el juez del condado Michael T. Vough. En esa diligencia se analizará la extradición de Mateo del Estado de Pensilvania al Estado de Nueva York.

Recuento

El homicidio de Noelia Fernández ocurrió el jueves 3 de octubre en la calle frente al apartamento donde habitaba la tica, en la avenida Ellsworth, del vecindario Throggs Neck, una comunidad de clase trabajadora al sureste del Bronx, Nueva York.

Según las publicaciones de los medios estadounidenses, el ataque ocurrió a las 7 a. m., cuando la víctima se estaba subiendo a su automóvil.

Un testigo Víctor DiChristina, relató a los periodistas: “Vino por la calle, aparentemente él la vio montándose en el carro de ella. Él la jalaba de una pierna para sacarla (del carro). Ella se escondió debajo del carro. Entonces él se montó en el vehículo de ella, y la atropelló, y lo hizo otra vez. Y ahí fue cuando la atacó con el machete”.

Este hombre, de 78 años, agregó que el sujeto la agredió con el arma blanca en al menos tres ocasiones.

Dave Colon, otro vecino, manifestó que al escuchar gritos salió corriendo hacia la calle. “Ella había logrado arrastrarse desde la calle hasta un pequeño parche de hierba en la acera. Su nieto y nieta (tienen 8 y 11 años) estaban parados al otro lado de la calle en estado de shock”, dijo Colon, pues lo menores observaron el ataque.

Noelia Fernández, de 58 años, vivía en Estados Unidos desde hace 25 años. Se dedicaba a conducir un bus escolar. Foto: Tomada del Facebook de la víctima
Noelia Fernández, de 58 años, vivía en Estados Unidos desde hace 25 años. Se dedicaba a conducir un bus escolar. Foto: Tomada del Facebook de la víctima