Eillyn Jiménez B..   5 febrero, 2019
La apertura de prueba se realizó en una audiencia en el Tribunal Penal de Pavas. Foto: Eyleen Vargas/Archivo

Una apertura de evidencia que se realizó este martes por la tarde en el Tribunal Penal de Pavas será clave en la investigación que se sigue por el asesinato de la turista venezolana-estadounidense, Carla Stefaniak.

En el proceso estuvieron presentes los abogados de la familia de la extranjera, David Hernández y Joseph Rivera; la Fiscalía, personeros de Informática Forense y el sospechoso del crimen, de apellidos Espinoza Martínez.

Hernández explicó que durante la audiencia se realizó la apertura de la evidencia, en la que se incluye el teléfono celular del presunto homicida, la cual será revisada y analizada por ellos para determinar cuáles datos son de importancia para el proceso.

“Podemos encontrar fotos, mensajes orales, mensajes escritos y videos”, dijo el abogado.

El cuerpo de Stefaniak fue encontrado el 3 de diciembre del 2018 en una propiedad ubicada en San Antonio de Escazú, San José, cinco días después de que su familia reportara la desaparición de la mujer, de 36 años.

#related

De acuerdo con la investigación de la Policía Judicial, el crimen de la foránea ocurrió probablemente entre la noche del 27 de noviembre y la madrugada del 28, en el hotel Le Mas de Provence, donde la mujer se hospedaba.

Los agentes judiciales presumen que, con un arma punzocortante y un cable, Espinoza, quien laboraba como guarda de seguridad en el hotel, acabó con la vida de la extranjera y semienterró el cuerpo.

Según la autopsia realizada a la víctima, la causa de la muerte fue una “luxación de vertebras”, que es una quebradura hecha posiblemente aplicando un candado chino.

Además, presentaba un fuerte golpe en la cabeza, brazos y piernas, así como heridas de arma blanca en la cara.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), aseguró que se cree que un ataque sexual sería el principal móvil del crimen de la turista.

Hasta ahora no se ha logrado determinar si Espinoza, de nacionalidad nicaragüense, contó con la colaboración de otra persona para cometer el asesinato y, posteriormente, deshacerse del cuerpo, motivo por el cual es clave la revisión de dispositivos que pudo haber usado el sujeto.

Carla Stefaniak estaba de visita en el país y conoció varias zonas turísticas como Manuel Antonio, en Quepos, y La Fortuna de San Carlos, Alajuela. En esos lugares estuvo con su cuñada, quien partió del país el 27 de noviembre.

Después viajó a San Antonio de Escazú, desde donde partiría al aeropuerto para tomar un vuelo a Estados Unidos.