Crímenes

Puerta de casa de ancianos asesinados en Alajuela no estaba forzada, revela el OIJ

Indicio hace presumir que alguna persona conocida los pudo haber asesinado; hijo los encontró muertos luego de que no le contestaron el teléfono por tres días

Enla parte alta de una céntrica peluquería de Alajuela fueron hallados los dos cuerpos este domingo. Foto: Francisco Barrantes.

“El hijo estaba bravillo porque llamaba y llamaba por teléfono y no le contestaban, pensó que la mamá se estaba quedando sorda y no escuchaba que la estaban llamando, por lo que después de tres o cuatro días de intentar comunicarse con ella decidió ir a la casa y buscar la forma de entrar.

“Al ingresar se llevó ese impacto tan feo, los encontró (a los papás) ahí (en la casa), sin vida, imagínese lo feo que pudo ser para él.

“La verdad es que yo también quedé muy impactada por esto, mi hermana era una mujer tranquila y el esposo también”.

Así resumió doña Mayra Céspedes Segura la forma en la que su sobrino descubrió el asesinato de Blanca Rosa Céspedes Segura, de 80 años, y Dimas Alpízar Calderón, de 91.

Los cuerpos de ambos adultos mayores fueron encontrados este domingo dentro de su casa, en Alajuela centro, exactamente 20 metros al oeste del hotel Chico.

Este lunes, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó a La Nación que las puertas de la vivienda no fueron forzadas, por lo que no se descarta que el sospechoso del homicidio sea alguien conocido para ellos.

Sin embargo, hasta ahora no se ha relacionado a nadie con los hechos.

Además, aunque los agentes a cargo del caso aseguraron que los dos viejitos tenían varios días de haber sido asesinados a puñaladas, no precisaron cuántos, debido a que la investigación está en proceso.

La Policía Judicial también manifestó que, pese a que no se había cuantificado el valor de lo sustraído en la casa, donde había gran desorden, se ubicaron varios artículos de valor intactos, lo cual es de extrañar, por lo que también se investiga si se trató de alguna venganza.

En los alrededores no se ubicó ningún testigo de lo que pudo haber pasado, ya que la barbería cercana a la vivienda de los dos fallecidos tiene varios días sin abrir por las restricciones derivadas de la pandemia por covid–19.

Doña Mayra, de 84 años, es hermana de Blanca y afirmó que desde que se registraron los primeros casos de la enfermedad su contacto disminuyó por temor a contagiarse.

“Ellos vivían en Alajuela y yo vivo en San Antonio y con esto de la pandemia yo no salgo, ella tampoco salía por miedo, más bien decía: ‘uno sale y no sabe si se va a contagiar’”, recordó.

De lo ocurrido se sabe muy poco, ya que la Policía no les ha brindado mayor información; no obstante, ellos creen que otra alternativa es que los criminales ingresaran por un costado a la vivienda, la cual colinda con el cementerio.

Céspedes narró que su hermana y su cuñado tenían un poquito de plata, pero que recientemente la depositaron en el banco porque la querían dejar a la familia si algo les llegaba a ocurrir.

“Ellos tenían un poquito de plata, pero como la pasaron al banco yo no le encuentro ni pies ni cabeza a esto que ocurrió”, precisó la mujer.

Don Dimas y doña Blanca se casaron el 24 de octubre de 1958 y ambos eran oriundos de la provincia de Alajuela, según consta en la página del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

La pareja tuvo un hijo y una hija, quienes hicieron sus vidas, pero se mantenían en constante comunicación con sus padres, aunque no los visitaban para protegerlos de la covid–19, por lo que la comunicación se limitaba a llamadas telefónicas.

Heridas de arma blanca

Los primeros informes brindados por el OIJ luego de que se descubriera este crimen revelaron que Alpízar tenía varias puñaladas en el cuello, mientras que Céspedes presentaba lesiones en el lado izquierdo del pecho.

Los cuerpos de ambos fueron ubicados en el cuarto de pilas y mostraban signos de descomposición.

Pese a que la pareja estaba en el mismo sitio, las autoridades precisaron que había rastros de sangre en varias partes de la vivienda.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.