Hugo Solano C., Alfonso Quesada, corresponsal. 29 abril
La Cruz Roja declaró fallecido al sujeto en el sitio a eso de las 9:15 a. m. y dejó la escena en custodia policial a la espera de agentes del OIJ. Foto: suministrada por Alfonso Quesada.
La Cruz Roja declaró fallecido al sujeto en el sitio a eso de las 9:15 a. m. y dejó la escena en custodia policial a la espera de agentes del OIJ. Foto: suministrada por Alfonso Quesada.

Un sujeto identificado preliminarmente como Yader de Jesús Acuña Mendoza, conocido como Chucho, fue asesinado de un balazo en la espalda la mañana de este lunes en Dominicalito de Bahía Ballena de Osa, luego de recibir un disparo por parte de un oficial de la Policía Turística.

Al parecer, Acuña, de 30 años, fue sorprendido cuando supuestamente robaba en viviendas e intentaba tachar un carro. Al darse a la fuga, el dueño del carro pidió ayuda a la Policía.

Junto con un oficial de la Policía Turística, de apellido Monge, buscaron al hombre, quien los recibió a pedradas.

Tanto el dueño del vehículo como el policía habrían sido golpeados, por lo que el oficial sacó su arma de reglamento y disparó en dos ocasiones. En una de ellas impactó al sospechoso.

El hombre fue alcanzado en la espalda, herida que le ocasionó la muerte, como lo confirmaron miembros de la Cruz Roja que llegaron para atenderlo.

Los hechos se registraron a las 9:25 a. m. en la entrada de una parcela en Dominicalito.

Según el OIJ, la víctima era nicaragüense y tenía antecedentes por robo.

El director general de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, confirmó que el disparo fue realizado por un oficial del Ministerio de Seguridad.

“Se confirma una persona fallecida. Fue un oficial de la Policía Turística que se vio obligado a hacer uso del arma de reglamento. Estamos a la espera de los detalles para determinar que los procedimientos hayan sido los del protocolo nuestro”, sostuvo.

Agregó que el muerto es una persona en condición de calle, que se dedicaba a robar, razón por la cual ya era conocido por la Policía.

En el sitio el OIJ decomisó el arma de reglamento usada en la acción policial y coordinó con el Ministerio Público para que determine lo que procede con respecto al oficial involucrado.