Policía allana casas por asesinato de prestamista

Corresponsal

Luego del asesinato de Alfonso Zamora Jiménez, un prestamista de 55 años, vecino de La Tigra de San Carlos, las autoridades allanaron ayer dos viviendas en esa zona, con el fin de dar con los sospechosos del crimen.

La muerte de Zamora ocurrió la madrugada del sábado, en la casa que compartía con su mamá, de 88 años.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en conjunto con la Fuerza Pública, ingresó en la primera vivienda, ubicada en barrio San Miguel de La Tigra, y encontraron objetos que ayudarían a la investigación.

Las autoridades se incautaron de un arma con ocho municiones, documentos de identificación y prendas del presunto asesino.

De igual manera, la Policía realizó una pesquisa dentro del vehículo que pertenece al sospechoso, quien tiene dos meses de alquilar esa casa. Allí localizaron ropa del sujeto.

En la segunda vivienda que las autoridades allanaron, ubicada en el barrio La Fuente, la Fuerza Pública no halló objetos realcionados con el hecho.

Otra pesquisa. Previo a estos allanamientos, las autoridades volvieron a revisar la vivienda de la víctima, donde ocurrió el crimen.

Allí encontraron cuatro proyectiles calibre 48 y pedazos de una pistola destrozada, que pertenecería a los presuntos delincuentes.

Los oficiales inspeccionaron también el vehículo en el que supuestamente los dos hombres habrían huido.

Este fue localizado en un callejón solitario, cerca del lugar donde sucedieron los hechos.

En el carro no se encontraron evidencias; sin embargo, tres testigos dijeron a las autoridades que ellos observaron a los sospechosos manejar el vehículo y lo dejaron en ese lugar.

Según familiares del fallecido, las autoridades les habrían informado de que Zamora no murió de cinco puñaladas como se indicó al principio de la investigación, sino de 20 estocadas. La Policía Judicial les comentó que la mayoría de agresiones fueron en la espalda y la cabeza. Los familiares están a la espera del cuerpo para enterrarlo.