Eillyn Jiménez B.. 18 julio
Tres hombres fueron asesinados dentro del bar– restaurante Chuli, en Santa Cecilia de La Cruz, Guanacaste. Foto: Cortesía
Tres hombres fueron asesinados dentro del bar– restaurante Chuli, en Santa Cecilia de La Cruz, Guanacaste. Foto: Cortesía

Tres agricultores, sin antecedentes policiales, fueron acribillados a balazos dentro del bar–restaurante La Chuli, en Santa Cecilia de La Cruz, Guanacaste.

El crimen se registró a las 10:30 p. m. de este miércoles, confirmaron la Cruz Roja y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los fallecidos fueron identificados como Juan Pablo Bustos Cortés, de 33 años; Roblán Alejandro Membreño Romero, de 27, y Erick Escobar García, de 29.

Wálter Espinoza Espinoza, director de la Policía Judicial, aseguró que los primeros datos recolectados a partir de la versión de testigos les permiten establecer que el objetivo del ataque era Escobar, a quien no se le ha logrado vincular con actividades criminales.

Agregó que el hombre, de nacionalidad nicaragüense, tenía una relación sentimental con una costarricense de la zona y trabajaba en el sector agrícola. Su status migratorio es desconocido.

“Los testigos señalan que dos hombres a bordo de una motocicleta llegaron al local comercial, entraron y fueron directo hacia la mesa en la que estaban las víctimas. En principio, señalan que la actuación estaba dirigida contra Escobar, por lo que, eventualmente, los otros resultaron afectados por estar en la misma mesa, aunque eso hay que determinarlo”, detalló el jefe judicial.

Después del ataque, los gatilleros escaparon en la moto con rumbo desconocido.

Los agentes judiciales informaron de que Escobar tenía un impacto de bala en el pecho, otro en la clavícula, uno en el antebrazo derecho y tres en la espalda.

Bustos, por su parte, recibió balazos en su cuello, cara, cabeza, brazo derecho, brazo y mano izquierda, mientras que Membreño fue herido en su hombro derecho, brazo derecho, espalda, antebrazo izquierdo, muslo derecho y cadera.

Los investigadores recolectaron al menos 12 indicios balísticos en el sitio, que serían de pistolas calibre nueve milímetros, los cuales fueron enviados a los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses para que sean analizados.

Último partido

Cuando se registró el homicidio múltiple, las víctimas se encontraban viendo un partido de fútbol, ya que eran fiebres de ese deporte.

El propietario del comercio, Donald Torres, dijo a Noticias Repretel que estaba atendiendo al menos a 10 clientes cuando ingresaron los homicidas y dispararon en reiteradas ocasiones contra tres personas.

Agregó que todo fue “muy rápido” y dijo que todas las personas que se encontraban en el sitio eran vecinos de la zona.

Las causas que mediaron en el crimen múltiple están en investigación; sin embargo, por la manera en la que ocurrieron los hechos se presume que se trata de un ajuste de cuentas.

De momento no se ha establecido si alguno de los fallecidos recibió amenazas previas, por lo que el OIJ seguirá trabajando en las pesquisas.

Crimen múltiple sin responsables

Es de este miércoles, no es el primer homicidio múltiple de los últimos tiempos en La Cruz.

El viernes 28 de julio del 2017 por la noche, el cuidador de la finca Monte de Plata encontró a una pareja, dos de sus hijos y un yerno fallecidos en el patio de la vivienda en la que estos habitaban en La Cruz de Guanacaste, a un kilómetro de la frontera con Nicaragua.

No obstante, la falta de pruebas para identificar a los sospechosos hizo que la Fiscalía Adjunta de Liberia archivara el caso desde el 16 de febrero del 2018.

Pese a eso, el OIJ sigue al tanto de los hechos y, en caso de encontrar nuevos elementos probatorios, debe comunicarlo al Ministerio Público para proceder con una orden de reapertura de la causa.

Información actualizada a las 5:17 p. m. con más datos del OIJ.