Carlos Arguedas C., Shirley Vásquez. 11 febrero

Un panadero fue asesinado a balazos, la mañana de este domingo, cuando llegó a estacionar un vehículo cerca del súper Pamela en el centro de Tirrases, en Curridabat.

La víctima fue atacado cuando llegó cerca del supermercado Pamela. El cuerpo quedó en el asiento del conductor. Foto de: Diana Méndez.
La víctima fue atacado cuando llegó cerca del supermercado Pamela. El cuerpo quedó en el asiento del conductor. Foto de: Diana Méndez.

El ataque ocurrió a las 9:35 a. m. cuando dos individuos que viajaban en motocicleta se aproximaron y uno de ellos le disparó desde corta distancia, informaron la Fuerza Pública y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El cuerpo quedó en el asiento del conductor. Personal de la Cruz Roja que llegó al lugar lo declaró fallecido a las 9:48 a. m.

La Policía Judicial identificó a la víctima como Javier Francisco Suárez Gómez, de 49 años de edad y de nacionalidad nicaragüense. En el país se encuentra como residente.

Suárez tenía antecedentes por infracción a la ley de armas, así como por agresión y daños.

El cuerpo presentaba 20 orificios en cabeza, tórax y abdomen. En el sitio se recogieron 15 indicios balísticos de arma calibre 9 milímetros.

Vecinos, quienes hablaron con la condición de que no se mencionara sus nombres, dijeron que el fallecido era casado y tiene dos hijas adolescentes.

El panadero asesinado en Tirrases tenía antecedentes por daños, agresión e infracción a la ley de armas, según la Policía Judicial. Foto de: Diana Méndez.
El panadero asesinado en Tirrases tenía antecedentes por daños, agresión e infracción a la ley de armas, según la Policía Judicial. Foto de: Diana Méndez.

Era propietario de dos panaderías una de ellas llamada la Ponderosa, que está en la ciudadela 15 de Agosto, de Tirrases. Regularmente este hombre iniciaba la jornada de trabajo a las 3 a. m.

Asimismo, las personas dijeron que Suárez hace pocos días había comprado la casa en la cual estacionó el vehículo y que en la actualidad esta desocupada.

La causa del homicidio se desconoce pero las autoridades descartaron el robo, ya que todas las pertenencias las tenía consigo y también estaban otras dentro del carro que quedó frente a una casa que la víctima alquilaba.

Las hipótesis son variadas y van desde una riña por un conflicto relacionado con el alquiler de una propiedad hasta un lío personal.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, dijo que se desconoce cómo se movilizaban los homicidas.

Agregó que al momento del ataque Suárez andaba en actividades de cobro por la venta del pan y de alquileres.

Ataque a mujer

Paralelamente, este domingo a las 11:30 a. m. asesinaron de un balazo a una mujer que estaba en la acera de su casa conversando con un yerno. El suceso sucedió en urbanización El Futuro, en San Rafael de Alajuela.

El OIJ identificó a la fallecida como Marta Hernández González, de 49 años y de nacionalidad nicaragüense. Esta mujer había sido investigada por el delito de tráfico de drogas.

Marta Hernández González, de 49 años, murió a las 11:30 a.m. cuando se encontraba en la acera conversando con un yerno. Foto de Shirley Vásquez.
Marta Hernández González, de 49 años, murió a las 11:30 a.m. cuando se encontraba en la acera conversando con un yerno. Foto de Shirley Vásquez.

En la página del Poder Judicial existe una sentencia del 5 de mayo del 2017 del Tribunal de Apelación de Sentencia de San Ramón en el cual absuelven a Hernández del delito de posesión y venta de drogas. El fallo se dictó porque la defensa alegó que la mujer "se vio inmersa en un ciclo de violencia familiar que llevó a que la enjuiciada ejecutara las acciones de venta de droga, debido a las amenazas y temor infundido por otro acusado de apellido Centeno".

En este caso consta que se ordenó el comiso a favor del Instituto Costarricense de Drogas (ICD) de ¢1.2 millones en efectivo, dinero que fue decomisado durante el operativo en el cual capturaron a Hernández y a Centeno.

La Policía Judicial informó de que fueron dos individuos quienes dispararon contra la mujer y su acompañante. Uno de los balazos impactó a Hernández, quien logró caminar para pedir ayuda, no obstante murió en el lugar.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que la mujer recibió un solo balazo que le ingresó por el hombro izquierdo y le salió por el lado derecho.

Aún con vida, la mujer caminó unos 30 metros hasta un bar clandestino cercano, donde se desplomó y falleció, ya que el disparo le atravesó el cuerpo a la altura del tórax.

El yerno que la acompañaba, identificado como Rafael Bravo Canda, resultó ileso.

En el sitio las autoridades no encontraron indicios balísticos por lo que se presume que los responsables del crimen usaron pistolas.

El director del OIJ afirmó que el yerno de la mujer asesinada también presenta antecedentes por tráfico de drogas.

Después del ataque, Bravo Canda abordó un carro y huyó del lugar.

Los responsables del ataque escaparon en un vehículo que los esperaba en las cercanías.

El OIJ realiza la investigación para determinar contra quién iba dirigido el ataque, ya que ambos se encontraban fuera del carro, a unos 200 metros de la casa de Hernández cuando los dispararon desde una moto.

Colaboró con esta información Diana Méndez/ Información actualizada el 12 de febrero por el periodista Hugo Solano con datos del OIJ.