Por: Lucía Astorga.   Hace 6 días
Un joven de 22 años fue asesinado el pasado 12 de mayo en Tibás luego que dos individuos dispararan contra él desde una motocicleta. Foto: Gesline Anrango
Un joven de 22 años fue asesinado el pasado 12 de mayo en Tibás luego que dos individuos dispararan contra él desde una motocicleta. Foto: Gesline Anrango

Cada vez se vuelve más frecuente en el país el uso de motocicletas para cometer ajustes de cuentas, lo que genera preocupación entre las autoridades del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Este mecanismo se ha convertido, para las organizaciones criminales del país, en la "forma más fácil de ejecutar y de asegurarse la muerte de un rival", según el criterio de Álvaro González, jefe de la sección de Homicidios de la Policía Judicial.

“Podríamos mencionar que un 15% de los ajustes de cuentas se dan con este tipo de móvil, con una motocicleta con dos ocupantes, tanto para la huida es más fácil y el aseguramiento de la víctima”, indicó.

"Es una actitud criminal aprendida del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador, Guatemala), México y Colombia", añadió.

El caso más reciente se registró este martes en la noche en la ciudadela León XIII, en Tibás, San José.

Un hombre identificado como Adrián Díaz Obando, alias Bomba, de 34 años, murió luego de recibir seis impactos de bala en su frente, tórax y extremidades superiores.

La víctima se encontraba adentro de su vehículo cuando fue abordada por dos sujetos que viajaban en una motocicleta color blanco, estilo montañera.

Díaz contaba con antecedentes por tráfico o transporte de droga en tres ocasiones, por lo que la Policía Judicial considera el caso como otro ajuste de cuentas.

Descripción de los hechos

Sobre este caso, las autoridades recibieron una llamada de alerta sobre una balacera en la última parada de León XII; sin embargo, cuando la Fuerza Pública se desplazó al lugar no logró ubicar ningún cuerpo o vehículo.

Al parecer, un vecino de la zona tomó el vehículo de la víctima para trasladarlo hacia una delegación de la policía, y acelerar la atención médica.

La Cruz Roja llegó al nuevo punto para atender al herido y posteriormente lo llevó al Hospital México, donde finalmente falleció.

"El vehículo tiene tres orificios similares a los que produce un proyectil de arma de fuego en la puerta delantera izquierda, o sea, la puerta del chofer, determinando que el ataque es directo", señaló el jefe de homicidios del OIJ.

Los disparos fueron detonados por el pasajero de la motocicleta, de acuerdo con las autoridades.

La Policía Judicial recolectó en la escena del crimen siete casquillos de arma 9 milímetros.

Problema recurrente

El OIJ presentó en el 2015 un proyecto de ley con el que se pretendía evitar que dos personas viajaran en una misma moto, no obstante, la iniciativa no prosperó.

La propuesta fue impulsada por el director de la Policía Judicial de ese entonces, Francisco Segura, para tratar de reducir los homicidios y asaltos perpetrados por individuos que se desplazan en ese tipo de vehículos.

Las autoridades estiman que cuando el conductor viaja solo es más complicado que manipule un arma y que luego escape con facilidad de la escena.

La iniciativa también buscaba que la placa de la moto estuviera inscrita en el chaleco que usa el chofer.