Vanessa Loaiza N.. 4 mayo
Este es el charral donde aparecieron los cuerpos calcinados de dos personas en una calle solitaria de Atenas. Foto: Bomberos para LN
Este es el charral donde aparecieron los cuerpos calcinados de dos personas en una calle solitaria de Atenas. Foto: Bomberos para LN

Uno de los dos cadáveres encontrados el domingo por la noche luego de apagar un incendio en un charral en Atenas, Alajuela, corresponde al de un hombre de entre 55 y 60 años, según estimó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Además, se presume que la otra víctima es una mujer, aunque este dato aún no está confirmado, pues ambos cuerpos quedaron completamente calcinados.

Por estas razones, la Policía Judicial pidió apoyo este lunes a la ciudadanía, para que, en caso de tener conocimiento de algún hombre desaparecido que ronde las edades antes mencionadas, por favor lo reporte a la línea confidencial 800-8000-645 del OIJ.

Los hechos relacionados con este caso se suscitaron este domingo a las 8:14 p. m. cuando el Cuerpo de Bomberos recibió la alerta de un incendio en las cercanías de La Loma, en Calle Arredondo de Atenas.

Cinco minutos después, los equipos llegaron al sitio y a las las 8:45 p. m., al reducir el fuego, descubren un cuerpo de un hombre “prácticamente calcinado” y a las 8:59 p. m. otro cadáver más, detalló Héctor Chaves, director de Bomberos.

Freddy Rodríguez Aguilar, jefe de la estación de Atenas, agregó que los cuerpos estaban a tres metros de distancia, uno del otro.

El fuego se suscitó dentro de una propiedad dedicada al cultivo de mangos, que tiene, al final, un charral. En total se quemaron entre 200 y 300 metros de pasto y es en ese lugar donde se localizaron los cuerpos.

Las casas más cercanas están a unos 200 metros de la finca y para llegar a ella se debe avanzar por un camino de lastre solitario, precisó Rodríguez.

También destacó que no se trata de un sitio frecuentado por indigentes, consumidores de droga o donde hubiese habitáculos en precario.

Se desconoce si las víctimas perdieron la vida producto del fuego o si murieron en otras circunstancias y luego un tercero provocó el incendio.