Hugo Solano C.. 16 abril

Larvas halladas en los restos de una mujer hallada este domingo en Pejibaye de Jiménez, Cartago, dejan ver a los forenses que pudo haber sido asesinada el viernes; sin embargo, el OIJ todavía no ha determinado el modo de muerte.

La mujer fue encontrada en una zona poco habitada cerca del centro de Pejibaye.
La mujer fue encontrada en una zona poco habitada cerca del centro de Pejibaye.

La víctima fue identificada como Mónica Fabiola Retes Tames, de 30 años, quien era adicta al crack y por eso la línea de investigación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) trata de determinar si alguna deuda por drogas originó su muerte.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que un vecino de la zona fue quien descubrió los restos que estaban a unos 25 metros del río Pejibaye.

La mujer era madre de dos menores que están al cuidado de una hermana, ya que desde hace tiempo ella se había hecho consumidora asidua de drogas y no tenía trabajo.

"El cuerpo no tenía heridas perceptibles. Aparentemente tiene un golpe fuerte en la cabeza; sin embargo, el levantamiento se hizo junto con los aditamentos que estaban en relación con el cadáver y eso impidió tener una visualización preliminar importante", dijo Espinoza.

Afirmó que no se encontró ningún arma en el sitio y como la mujer estaba tapada con una bolsa negra desde la cabeza hasta los hombros, no se pudo ver si presentaba heridas.

Retes fue vista por última vez la mañana del viernes y se estima que ese mismo día la ultimaron.