Crímenes

OIJ detiene a tres por secuestro de arquitecto mexicano

Delincuentes exigían $50.000 a familiares para dejarlo en libertad

Tres hombres fueron detenidos ayer como sospechosos de secuestrar a un arquitecto y empresario mexicano.

Las aprehensiones se dieron después de allanamientos realizados por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en varios sectores de Alajuela, así como en Vázquez de Coronado, San José, y La Unión, Cartago.

Los detenidos son un sujeto de apellido Alvarado, de 36 años, con antecedentes por robo y homicidio; otro apellidado Smitt, de 40 años, capturado una vez por extorsión, y un hombre de apellido Reynolds, de 43 años, con antecedentes por robo.

Supuestamente, este grupo coordinaba con delincuentes mexicanos para traer a extranjeros “bajo el engaño de inversiones y financiamiento con intereses atractivos”, dijo el OIJ.

La banda contactó al empresario Oporta, quien tiene una firma constructora, y lo invitó a Costa Rica.

El foráneo llegó el sábado 11 de abril y fue recibido por los delincuentes en el aeropuerto Juan Santamaría. Cuando se movilizaban en un auto, lo amenazaron con armas de fuego.

Posteriormente, obligaron a la víctima a contactar a familiares, a quienes extorsionaban exigiéndoles $50.000.

La familia acudió a las autoridades de su país, y estas, a la Policía costarricense.

Como parte de las negociaciones, entregaron unos $4.000 a los secuestradores.

Según la pesquisa, el empresario estuvo retenido en una casa en Tres Ríos de La Unión y, posteriormente, lo llevaron a El Erizo, en Alajuela, donde fue rescatado ayer en la madrugada, cuando los individuos lo iban a trasladar.

El OIJ informó de que se allanó una casa en Brasil de Alajuela, donde se halló la maleta del extranjero. En Tres Ríos encontraron unas esposas con las que, al parecer, lo retuvieron.

Los sospechosos fueron trasladados al Ministerio Público.

¿Quién es? La información que hay publicada en Internet sobre Oporta indica que reside en el municipio de Zapopan, en el estado mexicano de Jalisco.

Los datos sobre él indican que fundó una empresa en 1990 dedicada a la construcción; la compañía edifica tanto obras comerciales como residenciales.

De hecho, en su currículo destacan trabajos importantes como la ampliación de un aeropuerto municipal y la construcción de un hospital.

Uno de los sitios web incluso indica que su compañía tiene ingresos anuales por $407.000.

Modo. Este es el segundo secuestro de extranjeros en Costa Rica en lo que va de este año.

A finales de enero, fue retenido un empresario canadiense, de apellido Piercy y de 45 años, por quien se exigía un pago de $500.000 en moneda virtual.

La familia pagó alrededor de $20.000 y, el 23 de febrero, el extranjero llegó a su casa, en Sabana Sur, San José.