Por: Eillyn Jiménez B. 16 mayo, 2017
El niño de seis años herido fue trasladado por Emergencias Médicas al Hospital Nacional de Niños.
El niño de seis años herido fue trasladado por Emergencias Médicas al Hospital Nacional de Niños.

El menor de seis años que resultó herido en una balacera en Escazú este lunes por la mañana se encuentra en condición estable en el Hospital Nacional de Niños.

Así lo manifestó Olga Arguedas, directora de ese centro de salud, quien agregó que el niño no requirió de ninguna intervención quirúrgica pese a las lesiones que presentaba.

Él recibió un impacto de bala en la espalda y tiene una fractura en la pelvis, ya que fue atropellado por un vehículo Lexus, el cual era conducido por Elías Akl, cuando intentaba esquivar los disparos que acabaron con su vida.

"Dichosamente se encuentra bastante bien, estable y fuera de peligro. Él respira por sí solo, está tranquilo y sereno", mencionó Arguedas.

Una situación totalmente distinta afrontan los médicos con la niña de tres años que llegó al hospital el domingo, después de recibir un balazo en el abdomen.

Ella se encontraba con sus familiares en una vivienda en Guácimo cuando fue herida.

"Su caso es más delicado, ella está grave y permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos", expresó Arguedas.

La directora del Hospital de Niños explicó que cuando la menor ingresó al centro médico, procedente del Hospital de Guápiles, fue intervenida por primera vez, ya que presentaba una hemorragia abdominal; sin embargo, falta una segunda parte del proceso.

"Este martes va a ser intervenida de nuevo", afirmó Arguedas.

La menor ingresó al Hospital Nacional de Niños en San José a las 3:50 p.m. De inmediato la llevaron a sala de operaciones.
La menor ingresó al Hospital Nacional de Niños en San José a las 3:50 p.m. De inmediato la llevaron a sala de operaciones.

El Mount View School, donde estudia el niño baleado y atropellado, también anunció este martes que reanudarán lecciones hasta el próximo lunes 22 de mayo.

"Próximamente les brindaremos actualizaciones relacionadas con el tema y con la atención post-traumática para estudiantes y sus familias", agregaron en su portal de Facebook.

Llamado de alerta. Los casos que ocurrieron en Escazú y Guácimo, en menos de 24 horas, generaron alerta entre las autoridades, quienes consideran que se deben reforzar las medidas para contener los hechos de violencia en Costa Rica.

"Tenemos que unirnos. Nuestros hijos y familias merecen y exigen vivir en un sitio mejor, pero los esquemas de violencia no se solucionan solo con nosotros, se requiere de más actores", clamó el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza.

A él se unió el ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata, quien pide unir fuerzas y trabajar de la mejor forma posible "para desarticular a los grupos criminales que amenazan la tranquilidad de las familias".

La noche de este lunes el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) divulgó las primeras imágenes de dos gatilleros que, una vez cometido el ataque en Escazú, corrieron hacia dos motociclistas que los esperaban para huir.