Yeryis Salas.   25 marzo
Agentes del OIJ de Pococí investigan las causas del asesinato y buscan a los sospechosos. Foto: Archivo.

Un menor de cuatro años presenció el asesinato de su madre y le avisó a los vecinos sobre el crimen.

La víctima fue Gerardine Porras León, de 30 años, quien murió en su casa, producto de dos balazos en la cabeza, este domingo en barrio Pueblo Nuevo, en la Rita de Pococí.

A las 3:30 p. m. dos sujetos en motocicleta llegaron a su vivienda. Uno de ellos se bajó y le disparó, ella intentó huir pero falleció en la sala principal.

Los dos hombres se dieron a la fuga de inmediato, según las primeras pesquisas recopiladas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los familiares de Porras indicaron en testimonios que ella se dedicaba a la venta de drogas, agregó la Policía Judicial.

Agentes de la Delegación Regional del OIJ en Guácimo-Pococí investigan la identidad de los sospechosos y el móvil del crimen.

Crímenes en la comunidad

Hace un mes, en la misma comunidad de la Rita, un jornalero fue detenido como sospechoso de asesinar a una mujer, cuyo cuerpo apareció días antes del arresto semiquemado y debajo de una motocicleta, a la cual también le prendieron fuego.

El presunto homicida fue identificado con los apellidos Vargas Barboza, de 31 años, y la fallecida era Erika Segura Sequeira, de 33.

En enero, un pistolero acribilló a balazos a un hombre de 31 años que permanecía en una parada de autobuses.

El homicidio se produjo a la 1:30 a. m. del 13 de enero en San Gerardo de Ticabán, en La Rita de Pococí, , confirmaron el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la Fuerza Pública y la Cruz Roja Costarricense.

La víctima fue identificada como Michael Antonio Matarrita Martínez, quien presentaba al menos 10 impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.

Este individuo es vecino de la zona y presenta antecedentes por falsificación de señas y marcas. Además, lo han investigado por robo de motos y tenencia de droga.