Fuerza Pública indica que víctima fue atacada por varios sujetos mientras esperaba en una parada de bus

Por: Carlos Láscarez S. 13 enero

Una mujer identificada como Anabelle Arguedas Arce, de 52 años, fue acribillada a balazos la tarde de este sábado minutos después de que visitó a un hijo que descuenta prisión en el centro penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela.

El crimen ocurrió a las 3: 45 p.m. en una parada de buses situada 300 metros antes de la entrada principal del complejo carcelario.

El Ministerio de Justicia confirmó que Arguedas había visitado a un hijo apellidado Rímolo Arguedas, de 25 años, quien está recluido en el ámbito A 1, conocido como Mínima.

La mujer fue asesinada este sábado en una parada de bus ubicada cerca del centro penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela. Foto: Albert Marín
La mujer fue asesinada este sábado en una parada de bus ubicada cerca del centro penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela. Foto: Albert Marín

Rándall Picado, director regional de la Fuerza Pública de Alajuela, manifestó que la versión que manejan preliminarmente es que varios sujetos que viajaban a bordo de un carro de color blanco sin placas figuran como sospechosos.

Picado añadió que, al momento del ataque, al parecer la mujer estaba sola y que en la escena quedaron varios casquillos, al parecer de una pistola.

Trascendió que la víctima era oriunda de barrio Sagrada Familia, en San José.

Al parecer los gatilleros escaparon con rumbo hacia la ruta 27 con rumbo desconocido.

Por otra parte, detalló que el privado de libertad a quien visitó la mujer descuenta prisión por homicidio y asaltos.

Oficiales de la Fuerza Pública y de la Policía Penitenciaria realizaron un cierre perimetral a 100 metros de la escena, mientras agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) recaban indicios y entrevistaban a testigos.

En el lugar permanecen allegados de la víctima, a quienes se les impidió el acceso.

Debido al crimen, decenas de personas que llegaron a visitar a familiares recluidos tuvieron que abandonar el sitio caminando, ya que los buses no pudieron llegar.

Información en desarrollo.

Etiquetado como: