Katherine Chaves R., Édgar Chinchilla.   5 abril
La Policía custodió la entrada a la quebrada, mientras el OIJ hacía su labor. Foto: Édgar Chinchilla

Una muchacha de 17 años apareció muerta, con marcas en el cuello y en ropa íntima en una quebrada en Valle Azul de San Ramón, Alajuela, señaló el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Según la Policía Judicial, el hallazgo del cadáver lo realizó el propio hermano de la muchacha, a eso de las 7:30 a. m. de este domingo, luego de que, horas antes, ella desapareciera de la casa en la que vivía.

De momento, una de las hipótesis que se investiga es que ella había recibido amenazas de muerte por parte de un exnovio. No obstante, al cierre de edición de este domingo, no se tenía el panorama claro.

Gritos y nada más

A eso de las 3 a. m., los vecinos escucharon unos gritos que provenían de la casa donde vivía la menor con su familia desde hace dos semanas.

Sin embargo, no le dieron importancia. Una hora después, su hermano, cuya identidad no trascendió, se levantó y, al observar que ella no estaba en su cama, comenzó a buscarla, contó Wálter Guerrero, quien les alquila la vivienda.

La familia y vecinos se unieron en la búsqueda y no fue hasta las 7 a. m. que encontraron una pantaloneta de ella a unos 200 metros de la casa.

Avanzaron unos 200 metros más, camino a la quebrada, y ahí divisaron el cuerpo en el agua. La muchacha no tenía zapatos, pero sí tenía una cadena que le había regalado su padrastro y su celular, indicó Guerrero.

Por esos hechos, la Policía descarta que se trate de un robo.

De momento, los esfuerzos están dirigidos en dos sentidos: el primero, entender la razón por la cual la muchacha y su familia se mudaron de San Francisco de Dos Ríos, en San José, hacia San Ramón; el segundo, analizar el tema de la supuesta amenaza de un exnovio.

Actualmente, ella no tenía pareja ni hijos y era la tercera de cuatro hermanos.

Los agentes judiciales llegaron al sitio para hacer el respectivo levantamiento del cuerpo, al tiempo en el que hicieron una minuciosa revisión para determinar qué ocurrió.

Una mujer quemada

Este caso trasciende un día después de que el sepulturero de un cementerio de Coto Brus, en la zona sur del país, encontrara el cuerpo calcinado de una muchacha en una finca contigua a ese camposanto.

Hasta el momento, el OIJ indicó que no han podido identificar a la víctima por el estado en el que se encontraban los restos.

Solo se sabe que, al momento de su muerte, la joven portaba una blusa con un estampado blanco, negro y gris.