Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C., Reiner Montero, corresponsal GN.   10 agosto
El misceláneo Alvin Stanford Díaz Hawkings fue condenado a 25 años de cárcel por matar a la turista española, Arancha Gutiérrez López, el 4 de agosto del 2018 en Tortuguero. Esta imagen corresponde al 2016, cuando fue entrevistado en Nicaragua, pues participó en las labores de rescate de 20 personas que sobrevivieron a un naufragio en Little Corn Island. Crédito: O. Navarrete/La Prensa Nicaragua para LN.

El misceláneo Alvin Stanford Díaz Hawkings fue condenado a 25 años de cárcel por matar a la turista española, Arancha Gutiérrez López, el 4 de agosto del 2018 en Tortuguero.

La sentencia fue dada a conocer por el Tribunal Penal de Pococí, integrado por Cristhian Corrales Lugo (quien presidió), José Alexánder Gómez Moreno y Nazira Merayo Arias, este lunes por la tarde.

Según la decisión de los jueces, a Díaz se le impuso esa pena por los delitos de homicidio calificado en concurso ideal con una tentativa de violación.

El artículo 21 del Código Penal estipula que se está ante un concurso ideal “cuando con una sola acción u omisión se violan diversas disposiciones legales que no se excluyen entre sí”.

La pena impuesta a Díaz Hawkings es apenas la mitad de la solicitada por la Fiscalía Adjunta de Pococí y los querellantes la semana anterior, cuando ambas partes expusieron sus conclusiones y pidieron 51 años de prisión para el imputado.

Además, el Tribunal declaró parcialmente con lugar la acción civil resarcitoria a favor de los padres de la extranjera, José Gutiérrez Marín y María del Pilar López Hernández.

Por ello, determinaron que el hombre deberá pagar ¢125 millones por el concepto de daños materiales y morales.

En tanto, declararon sin lugar la acción civil en contra del hotel Laguna Lodge y la empresa turística V.C.M. Costa Rica Groups.

La decisión también dista de lo planteado, ya que el viernes anterior los padres de la extranjera pidieron ¢440 millones por los daños económicos y físicos derivados del crimen.

#related
Arancha Gutiérrez López tenía 31 años cuando viajó a Costa Rica de vacaciones. Foto: Tomada de Facebook

Hechos claves

De acuerdo con los argumentos de la Fiscalía Adjunta de Pococí, durante el juicio se acreditó que Díaz interceptó a la foránea, de 31 años, cuando esta salió a correr.

Como ella no regresaba a la habitación del hotel donde se hospedaba con su compañero sentimental, este salió a buscarla y a eso de las 7:30 a. m. del 4 de agosto del 2018 la encontró sin vida.

Gutiérrez López mostraba signos de estrangulación, según consta en los informes judiciales.

El condenado, de 34 años, fue incriminado en este asesinato luego de que se confirmaran coincidencias entre su ADN y la saliva encontrada en los senos de la española.

Además, en las uñas de las manos de la víctima aparecieron rastros de piel que corresponden con las muestras tomadas al nicaragüense.

La sentencia se dictó este lunes en el Tribunal Penal de Pococí. Archivo Reiner Montero.

El argumento del acusado

El pasado 1.° de julio, Díaz Hawkings alegó ser inocente en su declaración durante el contradictorio y declinó de responder preguntas de las partes.

Ese día, en una declaración de apenas 15 minutos, se limitó a hacer un recuento de los sucedido durante la noche del 3 de agosto (previo al crimen) y mañana del 4 de agosto, cuando apareció el cuerpo de Gutiérrez.

Contó que ingirió licor y llegó a dormir a su apartamento a las 4:30 a. m. del 4 de agosto, por lo que despertó hasta las 7:30 a. m. y se fue rápido para su trabajo como misceláneo en un sitio de hospedaje cercano al hotel Laguna Lodge.

Precisó que al caminar por la playa escuchó ruidos en la maleza como de “una pareja en relaciones íntimas apasionadas”, por lo que sintió curiosidad y se aproximó.

El acusado relató que en ese momento sintió que le pusieron una pistola por detrás de la cabeza y un sujeto le advirtió que cerrara los ojos y que si decía algo, ellos (supuestamente había otro individuo en el lugar y ambos cubrían sus rostros) sabían quién era y donde trabajaba.

Luego manifestó que uno de los sujetos lo obligó a escupir sobre el cuerpo de la mujer, que estaba tendido en el suelo y uno de ellos tomó la mano de ella y le rasguño la cara cerca del ojo derecho.

Tras conocer la sentencia, el sujeto permanecerá en prisión preventiva mientras la misma adquiere firmeza.

El caso se desarrolló dentro del expediente 18-022092-042-PE.

Ver más!

Información actualizada a las 5:28 p. m. con más datos.