Eillyn Jiménez B.. 27 septiembre
El menor murió en el Hospital México. Foto: Archivo/ Rafael Murillo
El menor murió en el Hospital México. Foto: Archivo/ Rafael Murillo

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) investiga las causas que mediaron en el asesinato de un menor de 17 años.

Los hechos se registraron este sábado 26 de setiembre, por la noche, en la ciudadela La Carpio, en La Uruca, San José.

De acuerdo con los datos suministrados por la Policía Judicial, agentes de la Sección de Inspecciones Oculares se encargaron de levantar el cuerpo del fallecido en el Hospital México.

Hasta ahora no están claras las causas de lo ocurrido, solo se sabe que el muchacho fue trasladado al centro médico en un carro particular.

Poco después de su ingreso al hospital, murió, debido a un disparo que presentaba en la región lumbar.

Este domingo, a primera hora, el caso fue asumido por agentes de la Sección de Homicidios del OIJ, quienes se trasladaron al sitio para tratar de establecer la dinámica del crimen.

De momento se desconoce el móvil, así como las circunstancias que mediaron en lo ocurrido.

Por este homicidio no hay sospechosos identificados ni detenidos.

Hallazgo de osamenta en Puntarenas

Por otra parte, este domingo a las 4 a. m. se recibió la alerta sobre el hallazgo de una osamenta en una finca de Manzanillo, Puntarenas.

Ante eso, un grupo de trabajo del OIJ se movilizó al lugar para proceder con el levantamiento de los restos óseos y recolectar evidencias que permitan esclarecer el caso.

Por tratarse de restos óseos se desconoce a quién pertenecen, por lo que el caso permanece en investigación.

Hasta las 6 p. m. del pasado 25 de setiembre, el OIJ contabiliza 396 homicidios, nueve menos que en el mismo periodo del 2019, cuando hubo 405.

Solo entre la noche del jueves y la mañana del viernes se registraron cinco asesinatos en Coronado, Purral, Desamparados, Sarapiquí y San Carlos.

En el primer cantón josefino falleció Deivi Fernando Sánchez Araya, de 33 años, quien fue acribillado a balazos cuando llegó a la estación de servicio Combustibles Coronado a las 8:23 p. m. del jueves.

Los homicidas portaban un bolso similar al que utilizan los repartidores de Glovo, por lo que la empresa condenó que sus distintivos se utilizaran para fines delictivos.