Carlos Arguedas C., Reiner Montero. 19 abril
El hallazgo del cuerpo se produjo este lunes a las 7:40 a.m. cuando un familiar observó desde la ventana, el cuerpo tirado en el piso y amarrado de pies y manos. Foto de Reiner Montero.
El hallazgo del cuerpo se produjo este lunes a las 7:40 a.m. cuando un familiar observó desde la ventana, el cuerpo tirado en el piso y amarrado de pies y manos. Foto de Reiner Montero.

Decapitado y con al menos siete heridas de arma blanca en el pecho localizaron este lunes a un hombre de una vivienda en la localidad de Toro Amarillo, en el centro de Guápiles, cantón de Pococí, Limón.

El fallecido fue identificado por las autoridades policiales como Andrés Pérez Cortés de 40 años. Este hombre solo tiene antecedentes judiciales por desobediencia.

El hallazgo se produjo a las 7:40 a. m. cuando un vecino lo observó desde la ventana que estaba abierta. El cuerpo estaba tirado en el piso de la sala amarrado con mecates de pies y manos. La cabeza la dejaron sobre una mesa. La puerta trasera también estaba abierta.

Oficiales de la Fuerza Pública que llegaron al sitio de inmediato rodearon la casa y alejaron a decenas de curiosos. Asimismo, socorristas de la Cruz Roja que se hicieron presentes, tampoco pudieron ingresaron al inmueble.

La vivienda donde se encontró el cuerpo se ubica 200 metros al norte del conocido cruce de Bovinos, sobre ruta 32, que comunica San José con Limón.

La comunidad de Toro Amarillo es una población urbano marginal, considerada como muy conflictiva por las continuas disputas entre grupos por las ventas de drogas.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se hicieron cargo de la recolección de indicios y de trasladar el cuerpo hasta la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores, en Heredia, para realizarle la respectiva autopsia.

Este es el segundo hombre que aparece decapitado en menos de un mes. El pasado lunes 22 de marzo en dos lugares diferentes de Puntarenas, aparecieron los restos que corresponden a un joven vecino del barrio Bellavista en el Roble.

La víctima en aquel momento fue identificado como Taylor Jesús Castro Martínez, de 20 años.

El tronco y las extremidades, tanto inferiores como superiores, fueron localizados flotando en el estero, al final de la Angostura, cerca de un hotel de la zona.

En tanto, la cabeza la hallaron dentro de una bolsa negra de plástico, en la plaza de deportes de Fray Casiano de Chacarita. Ambos lugares están separados por unos tres kilómetros de distancia.

Castro Martínez había sido estudiante del Liceo de Chacarita, según confirmó el centro educativo en su página oficial de Facebook.

La Fuerza Pública se encargó de la custodia del lugar y de evitar que curiosos se aproximaran a la casa. Foto Reiner Montero.
La Fuerza Pública se encargó de la custodia del lugar y de evitar que curiosos se aproximaran a la casa. Foto Reiner Montero.