Reiner Montero, corresponsal GN, Eillyn Jiménez B.. 5 mayo
Un hombre fue asesinado y enterrado en San Jorge de Roxana, Pococí. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Un hombre fue asesinado y enterrado en San Jorge de Roxana, Pococí. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Una llamada anónima permitió que los familiares de un hombre de 33 años encontraran su cuerpo enterrado en una finca de San Jorge de Roxana, en Pococí de Limón.

El hallazgo fue hecho este lunes por la noche, confirmó la Policía Judicial, que identificó a la víctima como Douglas Ramírez Sánchez.

De acuerdo con la versión suministrada por parientes a los agentes judiciales, el fallecido salió a bordo de su motocicleta el sábado al mediodía hacia la comunidad de San Jorge y no regresó más.

Ante esa situación, este lunes pusieron la denuncia, luego de que no llegara a trabajar por dos días.

Horas después, se obtuvo información de su posible paradero, por lo que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y oficiales de Fuerza Pública se movilizaron al sitio, en una zona montañosa a la que se accede por un camino embarrialado.

Ahí, en medio de plantaciones de banano, encontraron una fosa de un metro de profundidad por dos metros de largo y un metro de ancho. El cadáver estaba rociado con cal y los homicidas trataron de tapar la tierra recién removida con hojas de plátano.

Luego de siete horas de trabajo minucioso, para no alterar la escena, los agentes judiciales pudieron extraer el cuerpo y confirmar de qué se trataba de la persona desaparecida.

El fallecido presentaba múltiples heridas, en apariencia provocadas por arma blanca en el cuello y los brazos y vestía la misma ropa del día de su desaparición. Además, cerca del cuerpo estaba la billetera de la víctima con todos sus documentos personales.

Ramírez era nicaragüense y vivía en Campo Cuatro de Cariari, a 19 kilómetros del lugar donde se encontró su cuerpo.

Se presume que el fallecido habría sido citado por una mujer y, al llegar ahí, fue abordado por varios sujetos que lo mataron a puñaladas y posteriormente lo enterraron.

Aparentemente, el móvil del crimen sería un asalto, pero el caso permanece en investigación.