Carlos Arguedas C..   12 julio
Las dos mujeres localizadas el viernes en la noche en la comunidad de Navarro del Socorro de Dulce Nombre de Cartago. Foto suministrada por Keyna Calderón.

Familiares identificaron a las dos jóvenes asesinadas y lanzadas a un guindo en Cartago, la noche del viernes.

Ambas serían vecinas de Higuito de Desamparados y tenían 19 y 22 años, de acuerdo con los datos suministrados este domingo por la Policía Judicial.

Ellas fueron localizadas el viernes en la noche en la comunidad de Navarro del Socorro de Dulce Nombre de Cartago, adonde fueron lanzadas desde un vehículo.

Su muerte se produjo a consecuencia de disparos en la cabeza, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Una de ellas fue identificada como Sonia Morales Nicaragua, de 22 años, quien según la base de datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), estaba casada desde hace cinco años con un hombre de apellido Valverde y no tiene hijos.

El TSE indica que residía en Calle Fallas, aunque en el mismo cantón, Desamparados.

Ella habría recibido dos disparos.

Entretanto, Michelle Velázquez Castro, de 19 años, aparece como vecina de Valencia, también en Desamparados, y madre de una niña de tres años.

Esta muchacha tenía tres impactos de bala en la cabeza.

Las autoridades no dieron a conocer más detalles sobre los homicidios ni cuándo fue el último contacto con sus familiares, quienes llegaron a hacer los reconocimientos a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Flores, Heredia.

Recuento del caso

La alerta sobre este caso se dio mediante una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1, que se recibió el viernes anterior a las 7:29 p.m., en la cual vecinos dieron cuenta sobre una balacera. Asimismo, afirmaron haber visto un vehículo del cual lanzaron algo a un predio solitario.

Las personas que dieron el aviso, también identificaron el sitio donde quedaron los cuerpos, en un lugar conocido como Calle Sanabria.

Uno de ellos relató que estaba viendo televisión y escuchó unos seis disparos. Las detonaciones, dijo, se oyeron como si se dieran en un sitio cercano por lo que salió a ver qué sucedía.

En ese momento, narró, pudo apreciar a dos sujetos que lanzaban algo a un lado de la vía; se montaron a un automóvil color gris, y salieron en reversa.

Los sospechosos se devolvieron unos 500 metros, por el camino angosto que nace en un cruce de la carretera que comunica Paraíso con Orosi y sigue hasta detrás del Campo Ayala, en Paraíso.

El lugareño, en compañía de un allegado, acudió a sitio a ver qué era lo que habían dejado en el lugar y fue entonces cuando con la luz de un foco lograron divisar de que se trataba del cuerpo de una mujer.

Cuando oficiales de la Fuerza Pública y socorristas de la Cruz Roja llegaron al sitio determinaron que eran dos las víctimas, las cuales fueron dejadas en un pequeño guindo a unos cinco metros de la calle. Estaban a un metro de distancia una del otro.

Se presume que la maleza impidió que los cuerpos rodaran hacia el río que podría estar a unos 30 metros de la calle.

En criterio de los vecinos, las mujeres fueron asesinadas en el lugar, que es bastante oscuro, pues aunque hay postes del tendido eléctrico, los bombillos de iluminación están quemados.