17 febrero

Un pistolero que viajaba en una motocicleta asesinó la noche de este sábado a un hombre, quien viajaba junto a su hija de tres años a bordo de un taxi pirata, confirmó la Policía.

El homicidio ocurrió a las 8:10 p. m, 100 metros al sur de la urbanización Los Cafetos en Mozotal de Goicoechea, en medio de una curva oscura.

La víctima quedó a un lado del vehículo que lo transportaba. Foto: Rafael Murillo
La víctima quedó a un lado del vehículo que lo transportaba. Foto: Rafael Murillo

La víctima fue identificada como Julio César Montiel Álvarez, de 30 años, quien contaba con antecedentes por venta de drogas, transporte de drogas y portación ilegal de arma de fuego.

Al parecer se dirigía hacia Purral de Goicoechea, donde habitaba.

El vehículo en el que se desplazaba Montiel era un Hyundai Excel modelo 93, el cual aparece registrado a nombre de un hombre apellidado Monge.

Érick Calderón, director regional de la Fuerza Pública de San José manifestó que tanto la niña como el conductor resultaron ilesos a las detonaciones.

Añadió que pese a que se efectuaron varios cierres de vías para tratar de dar con el gatillero, de momento no se encontró a ninguna persona.

La niña fue auxiliada en una casa cercana, mientras se presentaba algún familiar a reclamarla. Según la Policía, la menor estaba en buenas condiciones, aunque un poco asustada por lo acontecido.

Lugareños indicaron que se escucharon al menos ocho detonaciones, pero que no observaron ninguna moto salir, ya que al parecer el homicida escapó por otra entrada, situada a unos 800 metros de distancia.

El Organismo de Investigación Judicial informó de que en determinado momento, Montiel le indicó al conductor del vehículo que le permitiera bajarse un momento para realizar una gestión y fue en ese instante cuando pasó una motocicleta con dos personas a bordo y le dispararon.

Montiel presentaba heridas en el tórax, estómago, mano y brazo izquierdo.

Los investigadores judiciales recolectaron ocho casquillos de calibre nueve milímetros que fueron enviados a los laboratorios forenses.

El 8 de marzo del año pasado, un hombre de apellidos Víndas Darío, quien cargaba en brazos a su hija de 10 meses fue asesinado de tres balazos por varios sujetos que le dispararon desde un vehículo.

El crimen ocurrió en barrio Las Rosas, ubicado 200 metros al sur del redondel de toros de Zapote, en San José.

Producto de los disparos, la niña fue impactada en el estómago y un hombro, por lo que fue remitida en condición delicada al Hospital Nacional de Niños (HNN), donde fue intervenida en dos ocasiones.

Información actualizada el 18 de febrero a las 10:30 a. m. por el periodista Hugo Solano con datos del OIJ.