Crímenes

Foráneo asesinado en San Isidro de Heredia tenía ¢40.000 en una mano

Víctima recibió tres heridas con arma blanca en el tórax, confirmó la Policía Judicial

Un foráneo asesinado la noche del sábado, con al menos tres puñaladas en el tórax, tenía en una de sus manos ¢40.000 en efectivo.

El hecho lo confirmó la mañana de este domingo la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) al comunicar que se presume el robo como el motivo del homicidio.

La Policía Judicial identificó al fallecido como Freddy Ruiz Potoy, de 25 años, e nacionalidad nicaragüense y quien, al parecer, estaba de manera irrregular en el país. Este hombre no registra antecedentes e, incluso, portaba una cédula costarricense con otro nombre.

El homicidio ocurrió el sábado a las 6:45 p. m. en la entrada al residencial El Portillo, situado al costado oeste del cementerio de San Isidro de Heredia, informó la Fuerza Pública.

De acuerdo con la información policial, la víctima se encontraba en una caseta esperando un autobús, cuando lo sorprendieron dos individuos que, con armas blancas, lo amenazaron y lo llevaron a la parte de atrás de la caseta, con la intención de asaltarlo.

En el sitio, se presume que hubo un forcejeo, en el cual los desconocidos le propinaron tres heridas en el tórax a Ruiz.

Aún herido, la víctima logró caminar varios metros y se desvaneció en la entrada a un residencial.

Un testigo que prefirió no identificarse manifestó a La Nación que los sospechosos eran dos jóvenes, los cuales escaparon a pie. La zona donde ocurrió el homicidio es bastante oscura y poco transitada, según constató este medio.

El testigo añadio que, pese a que los siguió, no contaba con un celular para alertar al 911, por lo que le pidió a un transeúnte que llamara a la Policía para informar sobre lo acontecido.

Cuando socorristas de la Cruz Roja de San Isidro de Heredia se presentaron al sitio, determinaron que el paciente ya no presentaba signos.

Oficiales de la Fuerza Pública realizaron un amplio operativo en la zona para tratar de dar con los presuntos homicidas, pero con resultados infructuosos.

El OIJ informó, además, de que la víctima tenía un teléfono celular sencillo en el bolsillo del pantalón. Al parecer, el hombre venía de trabajar en algún lugar cercano al sitio del ataque y se dirigía para su casa.

Agentes judicial se encargaron de recoger el cuerpo y llevarlo a la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores, Heredia para la respectiva autopsia.

Nota actualizada este domingo a las 11:49 a.m. con información del OIJ

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.