Agresores no lograron sustraerle nada a la víctima

Por: Carlos Láscarez S., Katherine Chaves R. Hace 5 días

Un oficial de seguridad falleció la noche de este jueves, luego de que fue baleado en la cabeza por dos sujetos que le intentaron sustraer la pistola que portaba, confirmó la Policía.

La víctima fue identificada como Luis Carlos Coronado Paíz, un nicaragüense de 30 años, quien tenía cerca de cuatro meses de vivir en el país.

Álvaro González, jefe de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó de que el arma que los sujetos pretendían robar, no era letal. “Producía un efecto sonoro similar al que produce un arma de fuego, pero no tiene proyectiles”, explicó.

El asesinato ocurrió a las 6:40 p. m. dentro de la distribuidora de frutas y verduras San Rafael, situada a 300 metros al sur de la cárcel de mujeres El Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados.

El cuerpo del extranjero quedó dentro del negocio que cuidaba. Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la escena en espera de la Policía Judicial. Foto: Graciela Solis
El cuerpo del extranjero quedó dentro del negocio que cuidaba. Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la escena en espera de la Policía Judicial. Foto: Graciela Solis

El jefe policial detalló que dos sujetos llegaron a pie, y por caminos separados, hasta la verdulería.

"Abordaron al oficial y le exigieron que les entregara el arma. (...) El señor (víctima) se opone y uno de ellos le hizo lo que popularmente se conoce como un candado chino. Se da un forcejeo hasta que cae al suelo con uno de los sujetos.

"El otro, al ver la situación, dispara en dos ocasiones contra Coronado, quien muere en el sitio", detalló.

Los balazos los recibió en la parte trasera de la cabeza.

Debido al homicidio, los sujetos salieron huyendo sin poder llevarse ninguna pertenencia de la víctima mortal.

Uno de los agresores se fugó a pie, mientras que a otro lo recogieron en una motocicleta.

El cuerpo del extranjero quedó dentro del local, donde socorristas de la Cruz Roja de San Juan de Dios de Desamparados lo declararon fallecido. No fue posible conocer el tiempo que llevaba laborando en el lugar.