Eillyn Jiménez B.. 14 febrero
Arancha Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero el sábado 4 de agosto. Foto: Tomada de Facebook
Arancha Gutiérrez López fue asesinada en Tortuguero el sábado 4 de agosto. Foto: Tomada de Facebook

La Fiscalía acusó a un misceláneo nicaragüense de apellidos Díaz Hawkings por el asesinato de la turista española Arancha Gutiérrez López, quien murió asfixiada en agosto del 2018.

De acuerdo con información dada a conocer este jueves, al hombre se le atribuye un delito de homicidio y una tentativa de violación en perjuicio de la extranjera.

En contra de Díaz pesan pruebas como la coincidencia entre su ADN y la saliva encontrada en los senos de la española. Asimismo, en las uñas de las manos de la víctima también aparecieron rastros de piel que corresponden con las muestras tomadas al nicaragüense.

Gutiérrez fue estrangulada el 4 de agosto del año pasado. Fue atacada cuando salió a correr por senderos de Tortuguero, en Pococí, Limón.

Presentada la acusación, la familia de la foránea tiene tres días para decidir si quieren constituirse en querellantes en el proceso, o si recurrirán a una acción civil resarcitoria por daños y perjuicios.

Posteriormente, regirá un plazo de 10 días para que la querella sea presentada ante el Ministerio Público, el cual procederá a comunicar la acusación ante el Juzgado Penal de Pococí, junto con la solicitud de apertura a juicio y la eventual querella y acción civil.

“Una vez que la Fiscalía comunique la acusación se tienen tres días para manifestar si se desea constituir en querellantes y, en caso positivo, tendrá que formularse una pieza acusatoria privada dentro de los 10 días siguientes”, reiteró el representante de los familiares de la víctima, Daniel Soley Gutiérrez.

Con la querella, los parientes podrían presentarse como acusadores y tener participación activa en un eventual juicio.

Díaz descuenta prisión preventiva desde el 15 de agosto, luego de que la Policía Judicial confirmara la presencia de fluidos biológicos de este en el cuerpo de la víctima.

Además, en una audiencia realizada esta tarde se determinó que se extenderá esa medida cautelar (que vencía mañana) por cuatro meses más.

El caso

El 4 de agosto anterior Gutiérrez López, de 31 años, fue hallada sin vida a las 7:30 a. m. en un camino cercano al hotel donde se hospedaba, con signos de estrangulación.

Horas después fue arrestado Díaz, único sospechoso del delito, con base en la versión de lugareños que el día antes lo vieron conversando con la española.

Dos días después, el Juzgado Penal rechazó por falta de pruebas la solicitud de la Fiscalía de prisión preventiva en contra del sujeto, de nacionalidad nicaragüense; no obstante, él permaneció preso por razones migratorias.

Díaz iba a permanecer 30 días bajó las órdenes de Migración y Extranjería, mientras se tramitaba su deportación, pero las coincidencias entre su ADN y la saliva encontrada en los senos de la víctima motivaron que el juez reconsiderara y dictara prisión preventiva.

Para el OIJ, el asesinato fue motivado por un crimen sexual.

Cuatro días después del crimen, el 8 de agosto, Miguel Escribano, esposo de la fallecida, brindó una conferencia de prensa en el que detalló lo difícil que era la situación para la familia.

“Arancha salió a correr por Tortuguero, a disfrutar de esas deseadas vacaciones y fue atacada por un maldito indeseable, con el móvil de una agresión sexual fue asesinada por estrangulación (...). Vinimos a vivir un sueño y estamos viviendo una pesadilla de la que nosotros nunca vamos a despertar”, explicó Escribano con la voz entrecortada.

El caso permanece en investigación dentro del expediente 18-022092-042-PE.

Información actualizada a las 5:17 p. m. con más datos.