Hugo Solano C..   3 septiembre
La Sección de Homicidios del OIJ se hizo cargo de la investigación. Foto ilustrativa de Hugo Solano

El Juzgado Penal de Grecia dictó este lunes arresto domiciliario con monitoreo electrónico contra un hombre de apellidos McCarthy Vactor, sospechoso del homicidio calificado de un presunto asaltante.

El fallecido es Carlos Andrés Matamoros González, de 33 años, quien murió en el Hospital México luego de recibir una golpiza que le propinó McCarthy en la vía pública de Naranjo, Alajuela.

Esa medida debe cumplirla por tres meses, tiempo en que se espera llevar el caso a juicio, para determinar el desenlace de este caso.

Los hechos ocurrieron el domingo 2 de setiembre a las 10:15 a. m., en la comunidad de El Muro, cuando el ofendido se ofreció a ayudarle al imputado, ya que su carro había sufrido un problema mecánico y estaba varado.

Se presume que McCarthy empezó a buscar su celular en el carro, pero al no encontrarlo, empezó a reclamarle a Matamoros, informó la Fiscalía.

El dueño del carro propinó patadas en repetidas ocasiones a Matamoros, incluso, cuando el ofendido estaba en el suelo e inconsciente.

Las acciones quedaron en un video captado por lugareños, en el cual se oye al conductor del carro pidiéndole a gritos el celular al supuesto ladrón. Sin embargo, al no obtenerlo, agredió al sujeto a patadas en la cabeza y lo desnudó.

De esta situación también fueron testigos otros conductores que pasaban por el sitio y disminuían la velocidad.

El video es parte de las pruebas con que cuenta la Fiscalía.

Matamoros, conocido como Huesitos, era oriundo de Grecia y vecino de La Candelaria de Naranjo. Tenía antecedentes por asaltos, robos y homicidio, confirmó en OIJ.

Ante los hechos, la Fuerza Pública detuvo al chofer del vehículo en el lugar de los hechos y lo dejó a la orden de la Fiscalía.

A la escena, también se hizo presente la Cruz Roja que trasladó al agredido al Hospital de Grecia. Ante la gravedad de las lesiones, el hombre fue llevado luego al Hospital México, donde falleció horas después.

La agresión se presentó el domingo 2 de setiembre en una vía pública de Naranjo, Alajuela.
Medidas cautelares

La Fiscalía de Grecia informó de que había solicitado prisión preventiva contra de McCarthy, pero el Juzgado no acogió la solicitud y le impuso el arresto domiciliario.

El Ministerio Público apeló y se está a la espera de que se señale la audiencia de apelación.

De acuerdo con la oficina de prensa del Poder Judicial, además del arresto con tobillera, McCarthy, de 37 años, deberá permanecer en el país durante los tres meses que vencen el tres de diciembre. Durante ese tiempo tampoco podrá perturbar a los testigos.

McCarthy, solo tiene permiso de ir de la casa al trabajo. El hecho de que no tuviera antecedentes policiales, contar con empleo, tener domicilio fijo y ser cabeza de hogar hicieron que el Juzgado determinara una medida cautelar menos gravosa que la cárcel, situación que no comparte la Fiscalía.

El sospechoso también es vecino de Naranjo, donde reside con esposa e hijos. Es funcionario de una entidad estatal.

La causa continuará en investigación bajo el expediente 18-001403-068-PE.

Entre tanto, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) levantó el cuerpo de Matamoros del centro hospitalario, a las 8 p. m . del domingo, para que la Medicatura Forense determine las causas de la muerte.

Dentro de las pesquisas también deberá establecer si realmente Matamoros realmente sustrajo el celular del dueño del Land Rover, situación que habría ocasionado el enojo.

Hace casi cinco años, el 19 de setiembre del 2013, un chofer enfurecido mató a otro que lo amenazó por haberle colisionado el carro en Calle Blancos de Goicoechea.

Posteriormente, se determinó que el hombre que disparó era guadaespaldas y arremetió contra el chofer del entonces ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides.

El sujeto que disparó fue identificado como José Francisco González Salas, de 69 años. Se le sentenció a 12 años de cárcel por el delito de homicidio simple en perjuicio de José Alonso Romero Picado, de 39 años.