Por: Carlos Arguedas C., Carlos Láscarez S..   4 marzo

Un estudiante de 18 años falleció producto de una balacera que iba dirigida a otro hombre.

El ataque se produjo el sábado a las 7:30 p. m. frente a la soda El Kiosco en San Roque de Barva, Heredia.

El joven asesinado quedó en la acera frente a la soda el Kiosco en San Roque de Barva, Heredia. La víctima habitaba a unos dos kilómetros de distancia del lugar. Foto de Rafael Murillo
El joven asesinado quedó en la acera frente a la soda el Kiosco en San Roque de Barva, Heredia. La víctima habitaba a unos dos kilómetros de distancia del lugar. Foto de Rafael Murillo

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al fallecido como Jorge Ramses Solano Solís, quien no cuenta con antecedentes judiciales.

El joven falleció en el sitio y, a unos 10 metros de distancia, quedó otro sujeto herido.

Según la Policía Judicial, la agresión iba dirigida contra esta persona, quien solamente fue identificada como Miguelito. Su estado de salud es delicado y permanece internado en el Hospital México.

De acuerdo con los datos policiales, Solano presentaba al menos cuatro heridas de bala en una pierna, la ingle y el abdomen.

El joven se había graduado el año pasado del colegio de Barva y había comenzado a llevar clases en una institución de educación técnica.

La Nación intentó hablar con la familia de Solano, pero allegados dijeron que no se iban a referir a nada de lo acontecido.

Más de 20 balazos

La agresión, según testigos, la perpetraron tres hombres, quienes se bajaron de un automóvil de color blanco, el cual fue parqueado a unos 50 metros de distancia de la soda El Kiosco.

Los sujetos caminaron hasta donde estaba un grupo de jóvenes y, desde corta distancia, comenzaron a disparar en diferentes direcciones. Luego se dieron a la fuga en el mismo vehículo.

En el sitio se podían apreciar impactos de bala en la acera, así como en la verja de hierro del negocio.

Vecinos de San Roque de Barva llegaron este domingo al sitio del homicidio pero no quisieron hablar sobre el hecho por temor. Foto de Gesline Annrango.
Vecinos de San Roque de Barva llegaron este domingo al sitio del homicidio pero no quisieron hablar sobre el hecho por temor. Foto de Gesline Annrango.

Agentes del OIJ de Heredia, que se hicieron cargo de las pesquisas, ubicaron una gran cantidad de indicios balísticos de armas nueve milímetros y de un fusil, posiblemente una AK-47.

La Fuerza Pública informó de que, a 200 metros de la escena, se ubicó a otros dos hombres baleados en las piernas, por lo que se investiga si tienen relación con el ataque.

Lugareños manifestaron, el sábado por la noche, que se escucharon al menos 20 detonaciones, pero que por temor a ser impactados, prefirieron no salir de sus casas. Este domingo, los vecinos tampoco quisieron referirse a los hechos, por temor a represalias.

Los agentes judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo cerca de la 1:30 a. m., el cual fue trasladado a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Heredia, para realizar la correspondiente autopsia.

Cifras del OIJ dadas a conocer el jueves anterior revelaron que, de los 603 homicidios que se registraron en el 2017, un total de 15 afectados fueron víctimas colaterales, pues no tenían ninguna relación con la persona a quien se intentaba matar.