Por: Eillyn Jiménez B..   8 agosto
El abogado Daniel Soley acompañó a la familia de Arancha Gutiérrez López en una conferencia de prensa. A su lado José Gutiérrez, padre de la mujer; Miguel Escribano, esposo de esta; Pilar López, Pilar Gutiérrez y Ovidio Martínez, madre, hermana y pareja de Pilar López, respectivamente. Foto: Jeffrey Zamora

“Hemos perdido un ángel, una de esas personas que solo nacen de vez en cuando y hemos tenido la suerte de tenerla entre nosotros. Cientos de pacientes suyos quedaron huérfanos (...).

“No vamos a tener paz hasta que no encuentren al culpable, nosotros no vamos a descansar”.

Con esas palabras sintetizó Miguel Ángel Escribano, esposo de Arancha Gutiérrez López, el sentir de la familia de la turista española, quien fue asfixiada el fin de semana en Tortuguero de Pococí, Limón.

El hombre brindó este jueves una conferencia de prensa de nueve minutos en el Hotel Wyndham San José Herradura, en Belén, Heredia, acompañado de la madre de Gutiérrez, Pilar López; el padre, José Gutiérrez; la hermana, Pilar Gutiérrez y la actual pareja de la madre; Ovidio Martínez.

Ver más!

Durante su exposición a los medios, Escribano insistió varias veces en hacer justicia, en encontrar al responsable del hecho y agradeció a las autoridades, tanto costarricenses como españolas, por el apoyo dado en los últimos días.

“Arancha salió a correr por Tortuguero, a disfrutar de esas deseadas vacaciones y fue atacada por un maldito indeseable, con el móvil de una agresión sexual fue asesinada por estrangulación (...). Vinimos a vivir un sueño y estamos viviendo una pesadilla de la que nosotros nunca vamos a despertar”, explicó Escribano con la voz entrecortada.

Agregó que a los españoles les encanta viajar por el mundo y que suelen consultar sobre la seguridad de los lugares que quieren visitar para tomar las precauciones necesarias. Sin embargo, destacó que nadie les advirtió sobre medidas a tomar en Tortuguero.

“Nosotros no buscamos la muerte, consultamos antes de nuestro viaje en los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores y tomamos medidas de precaución. Este no fue el caso, Tortuguero era lugar seguro, nos decían que era una maravilla y en el hotel no hay ningún aviso puesto (...). A nosotros no nos importa que haya riesgo, pero ocupamos que nos avisen para tomar medidas”, manifestó el esposo de Arancha.

Escribano dijo que la Policía Judicial les aseguró que mantienen una fuerte investigación sobre el tema y que como familia eso es lo único que ellos esperan, que no exista descanso hasta encontrar al responsable.

Añadió que le piden al Gobierno de España colaborar con las autoridades ticas y no dejarlos solos para que el caso tenga una solución.

El compañero de Gutiérrez durante los últimos cinco años afirmó que ella le pidió que le ayudara a hacer del mundo un lugar mejor, justo la noche antes de morir, por lo que en su honor abrirá una página denominada El manifiesto de un ángel.

Ver más!

El abogado de la familia, Daniel Soley, mencionó que ellos están muy agradecidos por el trato brindado ante este hecho violento y destacó que solo piden una y otra vez que se haga justicia.

Llamado a combatir la violencia

Escribano destacó en la conferencia, brindada antes de abandonar Costa Rica junto con el cuerpo de su esposa para darle sepultura en España, que las creencias sociales han normalizado la violencia contra las mujeres y que no es posible que no puedan salir solas a disfrutar de la naturaleza durante el día.

“Ignoramos hasta dónde se extiende el machismo, hasta dónde la sociedad boicotea la dignidad de las mujeres a favor de la masculinidad, hasta tal punto que una mujer no pueda disfrutar de la naturaleza a plena luz del día ella sola, generando miedo e inseguridad al resto de las mujeres para vivir su libertad. Queremos a las mujeres vivas, iguales, dignas y con orgullo”, puntualizó, al tiempo que pidió a Costa Rica cuidar su gente y a quienes les visitan.

30 días en migración

La Policía Profesional de Migración informó este jueves por la tarde que recibió a un nicaragüense de apellidos Díaz Hawkins desde el Juzgado Penal de Pococí por estar en condición migratoria irregular.

Díaz fue capturado el domingo como sospechoso del homicidio de Gutiérrez, de 31 años, pero quedó en libertad y sin medidas cautelares por falta de pruebas.

“La aprehensión se extienden por 30 días ya que se encuentra en proceso de su deportación, en el tanto el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) continúa con las pesquisas correspondientes, ya que es sospechoso del asesinato de la turista española”, informó Migración en un comunicado de prensa.

La familia partió esta tarde a España, donde realizarán las honras fúnebres de Arancha Gutiérrez López. Foto: Jeffrey Zamora