Se les decomisó un fusil AK-47 y una pistola 9 milímetros

Por: Hugo Solano C. 3 marzo, 2015

Dos sospechosos de un asesinato y de dos intentos fallidos por acabar con la vida de otras personas cayeron la mañana de este martes en manos de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Zapote y Alajuelita.

Se trata de un sujeto de apellido Hernández, de 30 años y otro apellidado Mathew Castro, de 20.

El homicidio en el que figuran como sospechosos los detenidos, ocurrió a eso de las 10:05 p. m. del viernes 30 de enero del año en curso, cuando un hombre de 30 años, de apellido Serrano se encontraba en vía pública con varias personas en Los Filtros de Alajuelita.

Un fusil de asalto como este, cuyo uso está prohibido para particulares, fue decomisado en la acción policial ejecutada este martes para tratar de aclarar un homicidio por parte de autoridades judiciales.
Un fusil de asalto como este, cuyo uso está prohibido para particulares, fue decomisado en la acción policial ejecutada este martes para tratar de aclarar un homicidio por parte de autoridades judiciales.

A ese lugar llegó un vehículo desde el cual lo llamaron y, tras hablar por varios minutos con una de las personas que lo llamó, le dispararon en varias ocasiones y se dieron a la fuga.

Según el informe preliminar del OIJ, también se les atribuye una tentativa de homicidio que ocurrió a eso de las 9 p. m. la misma noche del asesinato de Serrano.

Al parecer los ofendidos, un hombre de 25 años y una mujer de 18, transitaban en vía pública por la localidad de San Josecito de Alajuelita, y fueron interceptados por los sospechosos, quienes iban a bordo de un carro y sin mediar palabra alguna les dispararon, logrando herir al varón en una pierna.

Otra causa de tentativa de homicidio por la que también se les detuvo hoy, tuvo lugar en La Chorotega en Alajuelita, el martes 17 de febrero, cuando hombre de 20 años estaba en vía pública y pasó un vehículo en el que viajaban los sospechosos, desde el cual le dispararon en al menos 10 ocasiones, pero solo lo lograron impactarlo en una de ellas, en un hombro y se dieron a la fuga.

Mediante las investigaciones que realizaron los agentes judiciales se presume que el móvil que desencadenó los hechos antes descritos, fueron problemas por drogas.

Los investigadores judiciales, allanaron dos viviendas esta mañana, una en el sector de Quesada Durán, Zapote, donde detuvieron a Hernández y le decomisaron un arma de fuego tipo AK-47, municiones para arma de fuego calibre punto 40, 9 milímetros y 556.

La segunda casa se allanó en Alajuelita, ahí detuvieron a Mathew Castro y le decomisaron una pistola calibre 9 milímetros, munición para arma de fuego calibre punto 40 y 9 milímetros.

Los sospechosos fueron pasados con un informe al Ministerio Público.