Marco Marín, Keyna Calderón.   23 agosto
Al observar el carro, una vecina detectó que la cajuela estaba parcialmente abierta, por eso pudo notar que había un cuerpo. Foto: suministrada por Fernando Gutiérrez

Los cuerpos de un hombre y su hijo fueron localizados la mañana de este jueves dentro de la cajuela de un carro abandonado en Cristo Rey de San Cristóbal Sur, en el cantón de Desamparados.

Ambas víctimas presentaban heridas de armas de fuego, estaban amarradas de pies y manos con gazas plásticas, y amordazados con cinta gris. En el sitio también se encontraron seis casquillos que, en apariencia, serían de calibre 9 milímetros, según las autoridades.

Ellos fueron identificados como Bernal Demetrio Barrantes Segura, de 53 años, y su hijo Jorjanny Barrantes Núñez, de 25 años. Ambos son oriundos de la zona sur y no cuentan con antecedentes criminales. En apariencia, salieron el miércoles rumbo a San José para realizar diligencias.

El hallazgo de los cuerpos fue reportado a las 5:12 a. m. de este jueves, en una vía paralela a la carretera Interamericana Sur, sobre el kilómetro 44. Erick Calderón, jefe regional de la Fuerza Pública de Cartago, informó de que fue una lugareña que caminaba por el lugar quien observó el vehículo y dio aviso.

María Núñez, conocida como Mariquita, explicó que ella siempre camina por la zona, pero este jueves, además, iba con curiosidad luego de escuchara detonaciones, la noche anterior.

“Anoche como entre 11 p. m. y 11:30 p. m. escuchamos unas detonaciones demasiado fuertes y luego un vehículo que estaba en movimiento, pero no salimos a ver qué era. Todas las mañanas acostumbro salir a correr pero hoy me agarró tarde.

“Al salir, vi un carro. Presentí algo y lo relacioné con lo que escuchamos anoche. Me imaginé que mataron alguien. Nos acercamos al vehículo, vimos la cajuela abierta y se divisaron dos cuerpos y un pozo de sangre”, relató la mujer.

De inmediato, dijo, se devolvió y avisó al 9-1-1.

"No quise ver si tenían heridas porque sentí temor. Hace mes y medio hubo otra balacera y salimos pero no vimos nada”, agregó la vecina.

Los cruzrojistas de la zona llegaron al sitio solo para confirmar que los hombres no tenían signos vitales.

La placa del carro en la que se encontraron los cadáveres aparece registrada a nombre de una sociedad anónima.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Los Santos se hicieron presentes a la escena para iniciar las pesquisas policiales y realizar el levantamiento de los cuerpos.

Ver más!