Hugo Solano C.. 31 octubre
Uno de los sospechosos de asesinar, en noviembre pasado, al dueño de un chalet en San Rafael de Heredia fue detenido este jueves. Foto: Cortesía OIJ.
Uno de los sospechosos de asesinar, en noviembre pasado, al dueño de un chalet en San Rafael de Heredia fue detenido este jueves. Foto: Cortesía OIJ.

Hace once meses, se pensó que Lisímaco Navas Martínez, de 76 años, murió en un incendio accidental ocurrido en su cabaña, en San Rafael de Heredia. Ahora, las autoridades sospechan que fue asesinado por dos exinquilinos que pretendían quitarle el inmueble.

Por ello, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo este jueves a dos hombres que estuvieron alquilando el chalet de Navas en aquella época.

Los sujetos de apellidos Aguilar, de 40 años, y Peña, de 48 años, fueron capturados por oficiales de la sección de Delitos Varios y de Fraudes del OIJ durante allanamientos realizados en San Rafael y San Isidro de Heredia

A ellos se les vincula con los delitos de homicidio y amenazas.

El incendio ocurrió en Villa Tramonti, en Los Ángeles de San Rafael, Heredia, el 19 de noviembre del 2018. Aquella vez, los Bomberos encontraron a Navas quemado dentro de una casa tipo chalet de su propiedad.

Una mujer alertó al sistema 9-1-1 a las 12:09 a. m. sobre el fuego. Cuando las unidades llegaron, 20 minutos después, hallaron la casa de madera envuelta en llamas.

La cabaña, de 235 metros cuadrados, sufrió daños en la mayor parte de su estructura. Se presume que el humo y los gases le causaron la muerte al adulto mayor, quien vivía solo. En la ropa de la víctima los Bomberos encontraron muestras de acelerante del fuego.

Luego del incendio, la familia de Navas comenzó a recibir amenazas de muerte para que abandonaran la propiedad y los procesos sucesorios. Entonces, el OIJ comenzó con una nueva línea de investigación que ahora tiene a los sujetos a la orden de la Fiscalía.

En los allanamientos de este jueves, se encontraron indicios de una aparente intervención o hackeo en la computadora del fallecido, quien habría permitido a los sospechosos obtener información sensible para tener acceso a sus cuentas bancarias.