Hugo Solano C..   16 noviembre, 2019
El foráneo presentaba un balazo. La Fuerza Pública custodió la escena hasta la madrugada de este sábado, cuando el OIJ levantó el cuerpo. Foto: suministrada por Alfonso Quesada.

Un hombre de 35 años, identificado como Roberto Luis Vaughn López, falleció el viernes por la noche tras ser baleado en Paso Canoas de Corredores, cantón limítrofe con Panamá.

El reporte preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) revela que los hechos se dieron a eso de las 10:30 p. m., cuando un vecino de la zona caminaba por vía pública y vio un automóvil negro estacionado a la orilla de la carretera.

Al acercarse observó al hombre sin vida en el asiento del acompañante, por lo que dio aviso a las autoridades.

Los investigadores del OIJ de Corredores realizaron la revisión preliminar al cuerpo y detectaron que presentaba un balazo en el cuello. Al analizar sus documentos determinaron que el fallecido era panameño.

En el sitio los especialistas recolectaron varios indicios balísticos, los cuales fueron remitidos a los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses en Heredia.

El carro en el que se ubicó a la víctima fue sellado y trasladado al OIJ de Corredores, para que se le realice la respectiva inspección ocular.

La Policía confirmó que el vehículo era prestado, pues el hombre lo había pedido a un vecino de la localidad horas antes. Vaughn López portaba todas sus pertenencias.

Las investigaciones continúan para determinar el motivo del asesinato, esclarecer las circunstancias y tratar de dar con los responsables.

En lo que va del año el OIJ registra un total de 495 homicidios, de ellos 10 en el cantón de Corredores, Puntarenas, por lo que la tendencia en ese cantón fronterizo se mantiene con respecto al año pasado, cuando registró nueve asesinatos.

Sin identificar mujer que apareció en cafetal

El OIJ no ha identificado a una mujer cuyo cuerpo desnudo apareció en un cafetal detrás de la antigua Mabe en San Pablo de Heredia.

El cadáver en avanzado estado de descomposición fue visto por personas que cogían café al mediodía del sábado. Ellas vieron varias aves de rapiña sobrevolar cerca y al acercarse percibieron el olor y luego alertaron a las autoridades al determinar que era el cuerpo de una mujer que estaba atado de pies y manos.

La Fuerza Pública y la Policía Municipal de San Pablo atendieron el caso y custodiaron la escena hasta que los agentes del OIJ levantaron los restos para trasladarlos a la Medicatura Forense en San Joaquín.

Los agentes no pudieron determinar el tipo de heridas que le habrían causado la muerte. Será la autopsia la que revele si la mataron por asfixia o con algún tipo de arma.

El cuerpo estaba a unos 400 metros de la carretera.

Sobrevive a múltiples balazos

Un hombre de 27 años sobrevivió a una lluvia de balas que le dejó 13 orificios de entrada y salida en varias partes del cuerpo, pero que no le tocaron órganos vitales.

La Policía Judicial atendió el caso la madrugada de ese sábado en Tirrases de Curridabat, luego de que surgió la alerta del tiroteo a las 3:44 a. m.

Los informes preliminares del OIJ indican que, al parecer, se dio un altercado en una vía pública entre el ofendido, identificado como José Faustino Fernández Kooper y otro sujeto. Este último sacó un arma de fuego y le disparó en varias ocasiones a Fernández.

Cuando los socorristas llegaron, encontraron al paciente con al menos 13 balazos distribuidos antebrazo derecho, glúteo derecho, pierna derecha y pierna izquierda, por lo que fue trasladado al Hospital Calderón Guardia en condición grave, dijo la despachadora de la Cruz Roja, Geovana Sánchez.

En el sitio del suceso los investigadores judiciales recolectaron varios indicios balísticos, los cuales fueron enviados a los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses.

El sospechoso del tiroteo escapó.