Carlos Arguedas C..   28 noviembre, 2019
La pesquisa de este caso está en manos de oficiales del OIJ de Corredores. Por el momento se está a la espera del resultado de las autopsias para determinar si se trato de homicidios. Foto cortesía de Colosal Informa.

Dos cuerpos localizados flotando en el Océano Pacífico, muy cerca de playas de Golfito, en Puntarenas, uno el 18 de noviembre y el 14 de noviembre, pertenecen a pescadores limonenses.

El dato lo confirmó este jueves la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al tiempo que la entidad identificó a los fallecidos como Jairo Alexánder Madriz Miranda, de 35 años, y Álvaro Soto Urbina, de 26.

La Policía Judicial comunicó que, por el momento, se desconocen las causas que provocaron la muerte de Madriz y Soto, pues todavía no están concluidas las autopsias, que están en manos de especialistas de la Medicatura Forense. Tampoco las autoridades quisieron verificar si con la información disponible en este momento, se podría estimar de que se trata de homicidios.

Un tercer pescador que acompañaba a los fallecidos, Yader Daniel Gutiérrez Martínez, de 25 años, se encuentra desaparecido confirmaron este jueves sus familiares La Nación.

Se presume que los hombres habían cruzado al Pacífico para pescar en esa zona. No obstante, las autoridades desconocen en cuál embarcación se encontraban, ni qué pudo haber ocurrido.

Recuento del caso

El primero de los cuerpos apareció el 14 de noviembre en el cabo Matapalo de Golfito. Al momento del hallazgo, el cadáver tenía reducción esquelética, es decir sin algunas de sus partes blandas.

Sin embargo, las autoridades judiciales pudieron determinar de que se trataba de un hombre de piel morena, de contextura gruesa y de cabello corto negro. El cuerpo vestía una camisa blanca con flores rojas y una pantaloneta negra.

Además, tenía los siguientes tatuajes: en el abdomen dos calaveras y unos símbolos. Además, un paisaje con fondo marino en el brazo izquierdo y un hada en una de sus piernas.

Jairo Alexánder Madriz fue identificado por los tatuajes del cuerpo. Uno de ellos era esta hada que tenía en una pierna. Foto cortesía del OIJ.

Precisamente, fueron los tatuajes los que permitieron a los familiares identificarlo como Jairo Alexánder Madriz Miranda.

Este hombre era casado y habitaba en barrio Roosevelt, en el cantón central de Limón. Cuando las autoridades conversaron con familiares fue cuando se determinó que salió del Caribe para ir a pescar a Puntarenas, en compañía de dos amigos.

Para el momento en que fue reconocido Madriz, las autoridades judiciales ya tenían otro cuerpo que había aparecido el 18 de noviembre flotando en el mar, cerca de Cocal Amarillo de Pavones de Golfito.

La alerta la hicieron unos vecinos a las 10:15 a. m. y al llegar oficiales de la Fuerza Pública ya el cuerpo estaba en la playa.

El cadáver únicamente tenía puesta una camisa de vestir color negra y en el cuerpo, sin precisar dónde, tenía un tatuaje de un colegio de Limón.

Entre Pavones y Cabo Matapalo hay una distancia de 16 kilómetros. El cuerpo fue reconocido por familiares como Álvaro Soto Urbina. Este hombre es oriundo de Nicaragua y tenía muchos años de vivir en Cieneguita, de Limón.

Desaparecido

Luego de que en Limón trascendió la muerte de los dos pescadores, Yahaira Martínez, hermana de Yader Daniel Gutiérrez, se presentó ante las oficinas del OIJ de Limón, para denunciar la desaparición.

Agregó que Yader había salido junto a Jairo y Álvaro y que desde aquel momento no volvieron a saber nada de él.

Yader Daniel Gutiérrez Martínez, de 25 años, está desaparecido. Cualquier dato se pude suministrar a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645. Foto cortesía de la familia.

Yader Daniel Gutierrez tiene 25 años, es de piel blanca, de cabello castaño oscuro, mide 1,65 m. aproximadamente.

En el brazo izquierdo tiene tatuajes con los nombres de Celeste, Steven y Daniel. En el abdomen otro con una cara de payaso y en un mano otros de dados y estrellas, según consta en la denuncia ante el OIJ.

La Policía Judicial pidió que si alguien sabe algo sobre el paradero de esta persona puede llamar a la línea confidencial del OIJ 800-8000-645.