Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN. 20 marzo
Agentes judiciales recolectaron evidencias en el lugar del hallazgo. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
Agentes judiciales recolectaron evidencias en el lugar del hallazgo. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

El cuerpo enterrado en una fosa en El Bosque de Guácimo, Limón, sería el de un joven reportado como desaparecido desde el 4 de febrero de este año.

Se trata de Carlos Luis Morales Castro, de 28 años, quien carecía de antecedentes judiciales y también de oficio conocido.

A inicios de febrero su madre reportó su desaparición ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de la localidad, después de dejar de tener noticias de su hijo. Casi mes y medio después, este martes se halló un cadáver en una fosa, en el mismo sitio donde el miércoles de la semana anterior se ubicó un fémur.

Sin embargo, la Policía Judicial informó este miércoles de que está a la espera del resultado de los exámenes de ADN y otras pruebas forenses para confirmar con certeza la identidad de la víctima.

El fallecido ubicado en El Bosque vestía una pantaloneta de mezclilla, tenis de color blanco y una camiseta de color oscura.

Además, en el brazo derecho tiene un tatuaje de un ancla, informó el OIJ.

#DesaparecidosOIJ La persona de la fotografía se encuentra desaparecida.

Posted by Organismo de Investigación Judicial on Friday, February 8, 2019
Los pasos de la búsqueda

Inicialmente, el miércoles 13 de marzo los agentes judiciales, junto con oficiales de Fuerza Pública, encontraron el hueso de una pierna, luego de recibir la alerta de parte de un finquero.

Tras el primer hallazgo se dedujo que podía haber más partes del cuerpo en el sitio, por lo que excavaron hasta dar con la fosa donde estaba el resto del cadáver.

De momento, por el estado en el que se encontraban los restos, se desconoce el tipo de lesiones que le causaron la muerte al hombre, por lo que será la autopsia la que determine lo ocurrido.

Este hallazgo se produce en una zona donde hace dos años fue localizado el cuerpo desmembrado de un hombre. A ese individuo lo habían quemado y enterrado.

La ubicación de aquel momento se hizo a partir de llamadas anónimas que recibió la Policía Judicial, en las cuales detallaron con exactitud el paradero del fallecido.

En los últimos meses, en los cantones de Guácimo y Pococí, se tiene la denuncia de varios hombres desaparecidos. Asimismo, se ha mencionado que otras personas del Valle Central, cuyo paradero se desconoce, son asesinadas y llevadas a esa región del Caribe para ocultar su rastro.